Reino Unido ha informado a las Naciones Unidas de los últimos intentos por parte de Irán para comprar tecnología de enriquecimiento de uranio a través de mercado negro. De ser confirmados tales intentos de adquisición de dicha tecnología supondría una violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU dando lugar a la emisión de una serie de sanciones destinadas a Irán. Aun así los analistas afirman que este hecho no entorpecerá las actuales negociaciones sobre un acuerdo nuclear global entre Irán y las seis potencias mundiales. Según este acuerdo, que debe estar terminado para el 30 de junio, Irán aceptaría límites estrictos sobre su programa nuclear, en particular sobre el enriquecimiento de uranio, a cambio de una reducción considerable de sus actuales sanciones.

Un informe anual, obtenido por la agencia de noticias Reuters, panel de expertos encargados de vigilar el cumplimiento del régimen de sanciones de la ONU, revelan que el gobierno del Reino Unido informó sobre tales hechos a la institución sobre el 20 de abril de 2015, por ello es consciente de las actividades iraníes con su red nuclear que parecen estar asociadas con la Compañía de Tecnología Centrífuga de Irán (TESA) y Kalay Electric Company (KEC). Kalay Electric Company se encuentra bajo sanciones de seguridad mientras que la Compañía de Tecnología Centrífuga de Irán está bajo sanciones de Estado Unidos y la Unión Europea, por presunta participación en el desarrollo de centrifugadoras para un programa de enriquecimiento de uranio prohibido por la ONU.

Los organismos de la ONU consideran que el informe británico era demasiado reciente para haber sido evaluado de forma independiente. En respuesta, no hubo ningún comentario inmediato por parte de la Oficina de Asuntos Exteriores del Reino Unido durante la mañana del jueves. Un experto en la proliferación nuclear del Instituto Internacional de los Estado Unidos asegura que estas revelaciones no representan una amenaza directa para las actuales negociaciones nucleares entre Irán y el grupo de seis naciones que comprende China, Alemania, Rusia, Francia, Reino Unido y EE.UU. #Crisis #Secreto