Quizá este martes 28 de abril, pase a la posteridad como el día que EEUU, legalizó el matrimonio de personas del mismo sexo. En ello se encuentra el tribunal. Estudiando el derecho al matrimonio igualitario.


Han sido doce, las parejas que han solicitado a la máxima autoridad judicial que reconozcan este derecho. Ahora solo falta, que la mayoria de los jueces apoyen y den la razón a los demandantes. 
Si es asi, se podría establecer el derecho a igualdad en EE.UU de gays y lesbianas a nivel federal. 


Son nueve los magistrados que se encuentran en esa tesitura donde se estudian en concreto cuatro casos. Son dos las grandes dudas y preguntas que se plantean: 

La primera si los homosexuales tienen derecho a casarse y la segunda, si la Enmienda de la Constitución les obliga a reconocer los matrimonios que si se han llevado a cabo, en otros países donde sí, está legalizada la unión de personas del mismo sexo.  #Estados Unidos #Libertad

Ohio, Michigan, Kentucky y Tennessee son los estados en los que la ley sobre el matrimonio entre homosexuales. pone más objeciones pues no entienden más que la unión de un hombre con una mujer. 


A esto, los demandantes plantean sus argumentos en los que afirman que con esta ley, hay condiciones de no igualdad y violando ese derecho. De momento, las instancias judiciales les dan la razón, pero deben tener el apoyo de los Estados que ponen los impedimentos, teniendo que tener buenos argumentos. 


Como mejor argumento, lo demandantes cuentan con que están protegidos los derechos al matrimonio por la Constitución desde el siglo XIX y que estuvo respaldado durantemucho tiempo.Las cosas cambiaron y esto ha sido el detonante de esta situación que tantos años lleva en las calles y los juzgados. Derechos que siempre se ha pedido por parte del colectivo de homosexuales y que si se aprueba este martes, podría pasar a ser activo. 


Si el Supremo da la razón a los demandantes, se podría legalizar el matrimonio igualitario en todo el país. Si por lo contrario, le da la razón a los Estados, sería un proceso en el que cada Estado regularizaría estos matrimonios a su manera.