Cuando Maggi Mangassarian entró en la casa de Elibet Kunzler, supo de inmediato la importancia de lo que había encontrado. Situada en el centro de la sala, la alfombra de colores llamativos, decorada con plantas exóticas, ciervos y leopardos, era exacta a la de la Casa Blanca. Estaba claro que era una pieza que estaba faltando en la historia.

La alfombra fue tejida por huérfanos y refugiados del Líbano que se habían salvado de la masacre de 1915 de la era otomana, donde 1 millón y medio de armenios fueron masacrados muchos de ellos estudiantes. En los refugios se tejieron más de 3 mil mantas y se dieron a los donantes estadounidenses que habían pagado para que los niños fueran atendidos.

Anuncios
Anuncios

Esta en particular, permaneció en la casa de la familia Kunzler, que viajó desde el Líbano a Nueva York, luego se instalaron en San Diego. "Tuve la sensación de que había algo con esta alfombra, porque nunca había visto nada así en toda la vida "dice Mangassarian, que es directora del Museo de Arart´Wskijian en Mission Hills, California, y se especializa en antigüedades armenias.

Ahora que se está en el 100 aniversario de la masacre, aparece la alfombra que sirven de recordatorio del primer esfuerzo de ayuda humanitaria de los EE.UU. y permite a los armenios se conecten con éste importante y amargo patrimonio.

El Comité de América para Siria y Armenia (The American Committee for Syrian and Armenian Relief) fue fundado para la difícil situación de los pueblos, que estaban sujetos a la deportación, marchas forzadas, el hambre y la ejecución de parte de los turcos otomanos, en los primeros meses de la Primera Guerra Mundial, y fue la primera campaña de ayuda internacional no sectaria de los EE.UU.

Anuncios

El niño actor Jackie Coogan, que protagonizó el clásico de Charlie Chaplin, The Kid, hizo una campaña para recaudar fondos, y consiguió la increíble suma, para ese momento, de 110 millones de dólares, que fueron donados a escuelas, orfanatos y otras instalaciones. Los esfuerzos salvaron la vida de 100.000 huérfanos armenios.

A los huérfanos se les enseñaba un oficio profesional para asegurar su supervivencia económica, el maestro tejedor instruía y capacitaba en el arte del tejido, teñido y patrones.

Los abuelos de la señora Elibet Kunzler, diseñaron y tejieron las dos alfombras, una para la familia y la otra la recibió el presidente Calvin Coolidge en 1925 como muestra de agradecimiento por los esfuerzos de ayuda de los #Estados Unidos a la zona de los refugiados armenios. Aunque la alfombra de la familia Kunzler es más pequeña, ambas contienen los mismos animales, plantas, e imágenes simbólicas armenias.

La alfombra de la familia Kunzler estará expuesta a partir de mayo del 2015, en el Museo Ararat-Eskijian.

Anuncios

Kozibeyokian, quien ayudó a descifrar las similitudes de las alfombras de Coolidge y Kunzler comenta que hay pocos lugares donde se registra la historia armenia, en nuestras canciones populares y en nuestras alfombras. También dijo que de no haber sido por la generosidad de América, toda una generación de armenios no estaría aquí hoy. #Religión #ONU