Algo tan común en la actualidad que cualquier persona del mundo puede hacer con normalidad utilizando un teléfono inteligente o desde cualquier ordenador con conexión a internet, y desde cualquier país del mundo, esta situación para Chelsea se convierte en algo mucho más complicado. Ella no tiene la posibilidad de acceder a un teléfono móvil o a un ordenador y la única manera que tiene de hacerlo es mediante una llamada de teléfono convencional y siendo supervisada.

Bradley Manning conocida con el nombre de Chelsea Manning utiliza la red social de Twitter con el usuario @xychelsea, en la actualidad se encuentran publicados muy pocos tweets, en los cuales muestra su agradecimiento a Organizaciones y Periodistas que colaboraron en su defensa.

Anuncios
Anuncios

Es sumamente difícil poder publicar en una red social cuando todas tus conexiones son filtradas y la única comunicación con el exterior es una llamada telefónica.

A estas alturas te estarás preguntando y cómo es que Chelsea Manning desde el interior de una Prisión Militar y de Alta Seguridad puede utilizar una de las #Redes Sociales más populares. Pues gracias a las llamadas permitidas y que una compañía de comunicación/relaciones públicas llamada FitzGibbon Media es la encargada de administrar su usuario de Twitter y la página web encargada de su defensa.

Chelsea Manning cumple una condena de treinta y cinco años, en las instalaciones militares más concretamente en Fort Leavenworth en el estado de Kansas. Esta decisión fue impuesta por el Tribunal Militar de los Estados Unidos tras declararla culpable de filtrar documentos en Wikileaks de los cuales los más destacados son mensajes de alto secreto entre embajadas de los Estados Unidos de Norteamérica.

Anuncios

Y además de la publicación de un vídeo en el año 2010 donde se podía visualizar como dos helicópteros pertenecientes a las fuerzas militares Americanas mataban a 12 personas entre los que se hallaban dos fotógrafos.

Chelsea Manning se encuentra aislada, y su manera de poder comunicarse con el exterior es con su cuenta de Twitter, a su vez es colaboradora en el Periódico Británico 'The Guardian', donde posee su columna de opinión. En la cual su última publicación del día 9 opinaba sobre los líderes políticos de los Estados Unidos y la Agencia Central de Inteligencia, sobre las reciente indagación del informe de torturas del Senado de los Estados Unidos.