Tras conocer las nuevas monedas, con el rostro de nuestro actual rey, el Reino Unido, tambien ha elegido su nueva moneda. Para tal hecho, se celebró un concurso público en el que participaron, más de 6.000 candidatos. El ganador fue un joven de 15 años, que según los jueces del concurso, ha sido el que mejor ha sabido plasmar la esencia británica y resumirla en dos centrímetros.

Este joven, David Pearce, estudiante de Midlands, ha aunado los cuatro símbolos del Reino Unido. La rosa de Inglaterra, el puerro de Gales, el cardo de Escocia y el trebol de Irlanda.

La moneda, está previsto que empiece a circular en el 2017, conjuntamente con la de la reina de Inglaterra. Este dibujo ganador del joven Pearce, será la cruz de la nueva moneda de una libra, que ha sido presentada en estos días por George Osborne, canciller del Exchequer.

El joven asegura, que se enteró del concurso por mediación de su profesor de diseño, y que pensó que nada perdía por participar. Y así fue como termino como candidato. Investigó los distintos modelos de monedas y las imágenes que son representativas del Reino Unido en sus artes.

Entre otras presentaciones de candidatos, Pearce tuvo que luchar contra algunas presentaciones que incluían una taza de té, escritores famosos, o incluso contra los famosos labios de los Rolling Stones.
La nueva moneda, es un polígono de 12 lados, utiliza dos colores de metal, que la hará más segura frente a posibles falsificaciones, e incorpora más tecnologías contra la falisificación, al igual que los billetes, método que se llevará a una moneda por primera vez. Todo esto, la va a convertir, en la moneda más segura del mundo.

Coincidiendo con la puesta en circulación de esta moneda el año que viene, también se pondrá en el mercado billetes de plástico o polímero, más dificiles de falsificar o copiar, empezando con este sistema, en los billetes de cinco libras. #Reina Isabel II

Todas estas medidas, se están imponiendo, debido a la gran cantidad de falsificaciones que circulan por todo el país. En los últimos años, se han llegado a retirar de la circulación, hasta dos millones de piezas fraudulentas. Ante esto, todas las medidas a tomar, son pocas.