Putín ideó un plan para anexionarse la península de Crimea cuando perdió al último de sus aliados en el Gobierno de Kiev. Así lo ha declarado, sin tapujos y haciendo gala de su prepotencia que le es tan característica, en una entrevista retransmitida por la cadena estatal rusa Rossiya-1.

Cuando Víctor Yanukóvich, el presidente pro-ruso, fue destituido, y con él la representación del Kremlin en el país independiente, Putín convocó una reunión de emergencia para poner sobre la mesa el papel de Rusia ante la inesperada emancipación de la antigua y rica República Soviética.

En la reunión, que duró toda la noche del mismo día de la destitución del mandatario ucraniano, Putin acordó con sus hombres de confianza "un plan para empezar los trámites de anexión" de la legendaria península, con mayoría rusa.

Anuncios
Anuncios

Esa anexión muy probablemente, pensaría, le serviría para hacer estallar el polvorín que ha venido devastando el malogrado país estos últimos meses.

Todo ese plan se urdió a tan solo unas semanas de celebrarse el #Referéndum, a sabiendas que se sabía favorable para Rusia. Fiel a la teatralidad con que a los rusos les encanta representar su poderío y prepotencia, Putin -que siempre negó haber intercedido a priori en la decisión de los rusos en Crimea-, declaró con toda naturalidad y con fondo de música de película de acción que tenían que "empezar a trabajar en el retorno de Crimea a Rusia".

El mensaje del Gobierno ruso fue inequívoco y "claro" en todo momento, alegando que el Gobierno de Rusia no era autor de los desórdenes en Crimea y que acatarían las decisión del pueblo ucraniano en Crimea, cuando la verdad es que los trámites ya habían empezado y les importaba bien poco el resultado de las elecciones plebiscitarias.

Anuncios

El día del referéndum, espolvoreado de soldados rusos sin enseña patrullando la península como si dieran por hecho que ya eran parte de la Gran Rusia, una mayoría de crimeos votó a favor del Sí a la anexión, para mayor jolgorio del Gobierno de Moscú. 

Es curioso que esta entrevista salga a la luz después de que el rotativo más crítico con Putín el "Nóvaya Gazieta",  hubiera publicado un documento que hubiere sido entregado a funcionarios rusos dando instrucciones administrativas para la anexión de la Península, documento que Putin ridiculizó en su momento ("son sandeces", declaró) y que ahora parece ser que reconoce con una naturalidad sorprendente.

Estados Unidos y la Unión Europea han renovado sus sanciones para con Rusia por la ilegitimidad de esa anexión, y Yanukóvich, que cuenta con una orden de extradición del Gobierno de Kiev, sigue refugiado en el reducto ruso de Donietsk a la espera de ser rescatado por "tierra, mar o aire" , según Putin. #Ucrania