Hace escasamente 24 horas que se conoció la noticia, que despertó una sonrisa en la cara de Ángel González. Tras 20 años en una prisión, este mexicano, ha sido declarado inocente por la justicia de Estados Unidos. El preso ahora en #Libertad, fue acusado en 1994 de violación a una mujer. Ahora, las pruebas de ADN, han demostrado que no fue él quien realizó ese crimen.

Este mexicano que cumplía sentencia en el penal de Dixon a las afueras de Chicago, llevaba declarando y luchando por su inocencia dos décadas y ahora por fin, la justicia le ha dado la razón. Detenido con tan solo 20 años, sale libre a los 41 declarando que no guarda rencor por los años perdidos por un acto que él no había cometido y del cual se declaró inocente durante todos estos años que ha vivido preso y privado de libertad.

Este miércoles, Ángel González, declaró a la cadena MSNBC, que dentro de prisión no se puede amargar sino buscar fuerzas para seguir adelante sin que te dobleguen. En un perfecto inglés en comparación al que usaba cuando fue detenido porque su coche se parecía al que habían utilizado dos individuos para llevarse a una mujer y después violarla, concedía esta entrevista sin poder dejar de sonreír y sin resentimientos.

Aunque ninguna prueba le relacionaba con este suceso, pues ni se parecía a las descripciones de los violadores que la mujer agredida aportó, carecer de antecedentes y asegurar cuatro testigos que el mexicano se hallaba en el momento de los hechos, con su novia y en casa de su hermana, nada le libró de la condena de 40 años.

Este final feliz para este preso, se debe a la lucha comenzada en el 2012, por la organización Innocence Project, que se interesaron en su caso y han terminado probando su inocencia gracias a las pruebas requeridas de nuevos análisis de ADN. Esta organización sin ánimo de lucro, aseguran que la condición de hispano fue un motivo clave a la hora de condenarlo.

La pesadilla para Ángel González, ha terminado. Muchos son aun los casos dudosos de distintos crímenes o abusos que en EE.UU., se siguen investigando por Innocence Project. Normalmente en estos casos, los acusados y encarcelados, coinciden con latinos.