El pasado martes a las 20:30 (1:30 del miércoles en España) desaparecían siete marines y cuatro soldados en un ejercicio militar en el estado de Florida (EE.UU). Parece ser que el helicóptero, un CH-60 Blackhawk, se precipitó al mar durante dicho ejercicio. Por ello la cuadrilla de rescate fue a investigar la zona y pese a la espesa niebla que cubría las aguas del mar pudieron encontrar los restos humanos que por desgracia no se hallaban con vida según informan.

Algunos restos llegaron hasta la costas, pero parece ser las cuadrillas seguían considerando la misión como de búsqueda y rescate. Este hecho lo podemos saber por las declaraciones de Sara Vidoni, portavoz militar de una base ubicada en las afueras de Pensacola, Florida.

Según informa Andy Bourland,la principal causa del siniestro pudo deberse a las condiciones meteorológicas que debido a la niebla impedían tener una visibilidad clara. También declara que el helicóptero siniestrado participaba en una maniobra rutinaria junto con otra aeronave.

La base de la Fuerza Aérea de Eglin zona por donde se han producido los hechos, es un área de entrenamiento propiedad del ejercito desde antes de la segunda guerra mundial con un tramo de más de 20 millas (alrededor de unos 32 kilómetros). Este espacio esta constantemente vigilado ya que es conocido por el alquiler ilegal de motos acuáticas y tablas de surf.

Entre las actividades que se realizan en dicho espacio nos encontramos una en la que los soldados deben saltar desde un helicóptero o bote al agua teniendo que volver a la costa por su propia cuenta. Por desgracia no es el primer caso que tenemos de un accidente de helicóptero en estos días ya que según informábamos ayer.

Ayer nos hacíamos eco de un accidente de helicóptero en Argentina en el que murieron 10 personas relacionadas con un reality de aventuras "Dropped" emitido en Francia. Entre las victimas se encontraban 3 deportistas de élite, dos pilotos argentinos y el resto parte del equipo encargado de la grabación del programa.