El lanzamiento de la plataforma digital Méxicoleaks en el noticiario radiofonóico de Carmen Aristegui fue lo que motivó a directivos de la empresa MVS a despedir de manera unilateral a dos de los periodistas clave en la investigación y generación de información para la emisión informativa matutina del medio, Daniel Lizárraga e Irving Huerta, sin la aprobación de la locutora y encargada de la emisión.



Méxicoleaks se dio a conocer en el noticiario de Carmen Aristegui la semana pasada como un medio de comunicación transparente de denuncia ciudadana para revelar información de interés público de la sociedad mexicana. La noticia fue recibida con entusiasmo por miles de seguidores que manifestaron su apoyo, principalmente en las redes sociales, por contar con opciones de información imparcial y objetiva.

Anuncios
Anuncios

Tal reacción no fue esperada por directivos de la empresa radiofónica que utilizaron otros medios de comunicación masiva para dar a conocer su inconformidad y en tan sólo 2 días emitieron 3 comunicados al personal del medio, despidiendo en uno de ellos a dos periodistas del equipo de investigaciones especiales de Carmen Aristegui.



Durante los 6 años de transmisión que el programa de Carmen Aristegui lleva al aire, la empresa MVS (de la familia Vargas) logró posicionarse como marca al ganarse la credibilidad y confianza de los radioescuchas por el tipo de contenidos y la forma de transmitirlos, primordialmente en el noticiario matutino que dirige Aristegui. Sin embargo, personal administrativo de la empresa emitió un comunicado el viernes pasado en el que asienta: por pérdida de confianza MVS #Radio prescinde de los servicios de dos de sus reporteros por haber comprometido recursos y marcas de la empresa, sin autorización de la misma; exhortando al resto del equipo a seguir trabajando.



En transmisión en vivo, Aristegui rechazó categóricamente dicha exhortación, invitando a los directivos a que reinstalen en sus labores periodísticas a Daniel Lizárra e Irving Huerta ya que es "condición irrenunciable para seguir al aire".



Lizárraga y Huerta dieron a conocer la polémica noticia (entre otras) de "La Casa Blanca" que refleja el nivel de corrupción del presidente de México, Enrique Peña Nieto; tenían en curso investigaciones relacionadas con conflictos de interéses y derechos humanos en el país, como la casa de Luis Videragay y el caso Tlatlaya.

Anuncios

La calidad y trascendencia de sus investigaciones es de las pocas valiosas que existen en el gremio periodístico de México, de ahí la oposición de Aristegui a tal imposición.



Medios internacionales como el Washington Post, TeleSur y Buzz han informado sobre la controversia generada por la versión mexicana de Wikileaks y el despido de estos dos periodistas. Y durante el fin de semana miles de colegas y audiencia en general han manifestado su apoyo a Carmen Aristegui y su equipo de trabajo con más de cien mil firmas recabadas, esperando que el hecho no sólo cree polémica, sino que ayude a reivindicar la libertad de expresión y el derecho a la información. El grupo Anonymous México también reaccionó ante los hechos tomando el control de la página MVS y publicando comunicados para ejercer su postura en apoyo a los periodistas.