El domingo por la noche MVS publicó un comunicado en el que rechazaba el ultimátum que la periodista Carmen Aristegui Flores daba a la empresa para que reinstalaran en ella a dos de sus colaboradores. El lunes por la mañana el espacio de noticias que conducía la locutora ya no salió al aire y desde entonces las reacciones alrededor del mundo no han cesado de manifestarse.



La prensa internacional vincula su despido con presiones dadas por el Presidente de México, Enrique Peña Nieto; así lo manifiestan: Al Jazeera, AP, El Mundo, El País, Forbes, The Wall Street Journal, The New York Times, Los Angeles Times y Reuters, entre otros. Los periodistas de medios nacionales respaldan el hecho.



Para el lunes por la tarde, miles de seguidores de la periodista se reunieron a las puertas de las instalaciones de la radiodifusora donde trabajaba, mostrando más de 150 mil firmas de apoyo y coreando consignas en señal de protesta como "México sin PRI", "Todos somos Carmen", "Fuera Peña", "#Libertad de expresión" y "Queremos a Carmen".

Anuncios
Anuncios

Este hecho se replicó en instalaciones de la misma cadena en otras partes de la república como Mérida, Yucatán.



El director de MVS, Gabriel Sosa Plata, recibió en el D.F. las firmas de los manifestantes, expresando su tristeza ante tal cese y aclarando que no sólo consideraría éstas, sino también las numerosas llamadas telefónicas hechas a la empresa, los mensajes de voz, los de correo electrónico y los publicados en las redes sociales. A su vez, declaró que la estrategia y argumentos utilizados por los directivos de MVS para prescindir de Carmen y su equipo de trabajo no son congruentes para la toma de decisión; adelantó que considerará si continua como defensor de las audiencias de la empresa, dada la poca eficacia de sus gestiones en éste y otros hechos de despido injustificado.



Por su parte, 5 de los colaboradores del noticiario de Aristegui: la politóloga Denise Dresser, el académico Sergio Aguayo, el historiador Lorenzo Meyer, el analista financiero Enrique Galván Ochoa y el artista Mardonio Carballo, terminaron por voluntad propia toda relación laboral con MVS en señal de apoyo a la periodista.



Los esfuerzos de concienciación social que Carmen Aristegui ha sembrado a lo largo de los años como comunicadora, ya comienzan a dar sus frutos.

Anuncios

Se tiene contempladado para el próximo 26 de marzo otra movilización masiva, coincidente con los seis meses de la desaparición (por el Estado) de los jóvenes normalistas de Ayotzinapa.