Nuevamente escuchamos malas noticias por parte del gobierno de Venezuela. El presidente del País Nicolás Maduro se ha negado a la petición de la Unión de Naciones Suramericanas, (Unasur) de visitar a los presos políticos, así como a que esos presos sean visitados por la Cruz Roja.

El gobierno de Venezuela ha criticado fuertemente el interés que ha mostrado Unasur especialmente por los casos del opositor Leopoldo López o del Alcalde de Caracas el sr. Antonio Ledezma. Según declaraciones de Nicolás Maduro no es necesario que ni el personal de Unasur ni el de Cruz Roja visite a los presos pues el sistema judicial Venezolano funciona correctamente y no necesita ningún tipo de supervisores.

Anuncios
Anuncios

El gobierno venezolano quiso poner acento en la derogación de las sanciones puestas por el país Norteamericano pero no pudo conseguir mas que el voto a favor de sus intenciones de Ecuador, Bolivia y Argentina.

El texto que finalmente se aprobó rechaza al régimen de sanciones impuesto por el gobierno de Obama. La Unión de Naciones Suramericanas solicita a los gobiernos que se abstengan de aplicar medidas correctivas y que contravengan el derecho internacional.

Por otro lado le recomienda al gobierno americano que en vez de imponga sanciones opte por favorecer el dialogo con el gobierno de Venezuela. En resumen y tras varias horas de reunión y de diversas opiniones contradictorias se llegó a una decisión común de los países que forman la Unión de Naciones Suramericanas que no es otra que la petición de la derogación del decreto del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.

Anuncios

Veremos si al final el presidente de los Estados unidos escucha la petición de Unasur y Washington evalua esta decisión y pone en práctica antes de poner las relaciones entre ambos países más enconada, y consiguen entenderse atraves del dialogo entre los dos cabezas de gobierno, de otro modo la situación especialmente en Venezuela se pondría difícil e imposible de sobrellevar el día a día, sobre todo para los venezolanos de a pie que ya de por si les es difícil vivir en la actualidad con las circunstancias en las que vive el país.