Ser feliz es una necesidad vital que todo ser humano tiene. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) reconoce la importancia de que las personas vivan felices para el desarrollo y bienestar de las distintas sociedades en las que se desenvuelven.

La felicidad debe prevalecer en los objetivos de política pública. Es por ello que desde el año 2012 dedica el 20 de marzo como fecha para recordar lo fundamental que es sentirse bien, sonreír y disfrutar los placeres de la vida. El lema elegido para este año es 'Diseminar la alegría'.



La gente feliz fomenta la unidad, tiene un enfoque más inclusivo, equitativo y equilibrado hacia los demás, promueve el desarrollo sostenible, la erradicación de la pobreza y el bienestar de las personas.

Anuncios
Anuncios

Así lo declaran los representantes de la ONU. Creen en la importancia de concientizar a los demás sobre cuáles son sus aspiraciones para ser felices.



El Secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, afirmó durante la reunión del sexagésimo período de sesiones de la Asamblea, que la felicidad y el bienestar definen un nuevo paradigma económico. Aseveró que existen tres pilares para que se dé el desarrollo sostenible: el social, el bienestar económico y el ambiental; la paridad e interacción entre estos elementos garantiza la felicidad mundial en bruto.



Bután es el único país que en la actualidad reconoce la supremacía de la felicidad nacional bruta sobre el Producto Nacional Bruto, aplicando este principio a sus políticas de convivencia desde principios de 1970.



Alrededor del mundo hay personas que aprovechan el día a día para ir en búsqueda de ese estado de bienestar, disfrutando todas las experiencias que llegan a su vida, como lo es el caso de la sociedad budista de Bután; mientras que otros se plantean metas para llegar a tal objetivo, dejando pasar las oportunidades que se les presentan para ser feliz por permanecer enfrascados en su obsesión.



Para ayudarnos a vivir esta experiencia de ser feliz, la ONU nos propone cada año ciertas estrategias; el año pasado fue con la invitación a bailar de felicidad con la canción Happy de Pharrell Williams.

Anuncios

En esta ocasión, se plantea hacer un listado de las canciones que causan felicidad en la mayoría de las personas para manifestar, por medio de este lenguaje universal, nuestra solidaridad con las millones de personas en el mundo que sufren pobreza, violaciones de derechos humanos, crisis humanitarias o efectos de la contaminación y del calentamiento global.



Para unirte a la campaña y expresar tu punto de vista puedes ingresar en la web Happy Sounds Like, con las opiniones recabadas se elaborará un palmarés musical. Personalidades como Michael Douglas, James Bunt, Charlize Teron, Britney Spears y Nicole Scherzinger, entre otros, ya han dado a conocer cuál es su canción favorita. La preferida del Secretario general de la ONU es el éxito de los años setenta: Signed, Sealed, Delivered de Stevie Wonder, ¿y a ti, qué canciones te hacen feliz?

#Música #Manifestación