Compañía que factura por sus ventas cifras impresionantes. Así es la empresa de Inditex, con cadenas como Zara, Bershka o Massimo Dutti, con beneficios que superan los 2.500 millones. Ahora, la dueña de Zara, ha comunicado que lanza un plan de incentivos entre sus empleados, repartiendo hasta el 2% del beneficio, entre 70.000 empleados.

Tras un pequeño frenazo en sus beneficios durante la jornada del 2013, la compañía de ropa volvió a tener ganancias, convirtiendose en las cadenas de más ventas, ingresos y beneficios. Solo en un año, ha creado puestos de trabajo para 8.700 personas, de los que 1.800, han sido en España.

En este último ejercicio, que abarca de febrero del 2014 a enero del 2015, además de esos 8.740 nuevos puestos de trabajo, ha creado 343 comercios más. Añadir la fuerte inversión, que la empresa ha realizado adquiriendo un inmueble en el Soho de New York, para instalar allí un Zara.

Ahora, y tras ver el constante aumento de ingresos tanto en tiendas físicas como online, que le han dado un aumento del 13% de febrero a marzo, la administración, va a proponer a los accionistas para aprobar un dividendo del 0.52 euros por acción por lo que supondrá un incremento del 7.5% a pagar en mayo y noviembre.

Por otro lado y en referencia a sus empleados, han anunciado un plan de incentivos para este ejercicio en el que se hallan e incluso para el siguiente. En este plan, entran todos los que componen la extensa plantilla, tanto los que trabajan en las tiendas, como los de producción, fabricación, logística o cadenas y filiales y en todo el mundo.

El grupo Inditex, repartirá el 10% del beneficio neto aumentado en este año, en comparación del anterior, lo que supone un beneficio del 2% del total. Este primer ingreso extra, se cobrará en el 2016 teniendo en cuenta lo que aumenten los beneficios, con respecto al 2015. El siguiente, será igual. En el 2017 se partirá del incremento en el año anterior.

#Moda

De momento, la empresa es conocedora, de que su máximo en ventas y beneficios de moda, sigue siendo su cadena de Zara con su filial Oysho, destinada a la ropa interior. La única marca que obtiene peores resultados en el mercado, es Uterqüe. El fundador de la compañía, Amancio Ortega, en este año  que nos hallamos, tiene previsto invertir en aumentar su empresa, con la apertura más o menos de unas 450 comercios por todo el mundo.