John Brennan, actual director de la Agencia de Inteligencia Norteamericana, ha realizado unas declaraciones que ponen en el ojo de mira de la seguridad internacional en las redes sociales. Las redes sociales ofrecen a los terroristas y a todos aquellos radicales un hueco donde refugiarse y ponerse en contacto con otros simpatizantes en sus objetivos para crear el terror. En la mayoría de los casos ofrecen anonimato, difícil rastro para seguir sus movimientos y rapidez en sus comunicaciones. 


Ante esta situación de alarma el director de la CIA ha realizado un discurso en la ciudad de Nueva York donde ha expresado lo complicado que resulta para las autoridades y las fuerzas de seguridad de los diversos países amenazados por el #Terrorismo, como Estados Unidos de Norteamérica, analizar las amenazas que si pueden tener un hilo de realidad con aquellas que son falsas. 


De este modo ha comentado que "las nuevas tecnologías ayudan y facilitan el trabajo a los grupos terroristas y organizaciones similares como por ejemplo los terroristas del Estado Islámico". La alerta de amenaza no es sólo para Estados Unidos, sino en general resulta global para todos los países que respetan los derechos humanos y luchan contra éste tipo de organizaciones que buscan imponer sus ideas y creencias por la fuerza sin dejar que nadie haga ninguna réplica al respecto. 


Internet ofrece la ventaja o desventaja en este caso de conectar a todo el mundo, cualquier rincón del planeta por pequeño que sea o alejado que se encuentre con la otra punta del globo. 


El director de la CIA ha puesto como ejemplo el ataque terrorista que sufrió la ciudad de París hace escasas semanas, en la sede del semanario "Charlie Hebdo", también el ocurrido en la capital danesa en un café donde se impartían unos debates sobre la libertad de prensa o la libertad religiosa, de entre los más destacados. 
Estos ataques están formando parte de una tendencia, la amenaza del terrorismo ya no se encuentra centralizada en un único foco. Con la ayuda de las redes sociales, se está descentralizándose y cada vez resulta más difícil llegar a tiempo para parar los pies a los terroristas. 


John Brennan ha asegurado que la CIA tiene como objetivo prioritario reforzarse ante la escalada de "guerra cibernética" que se está viviendo en los últimos tiempos, pero al mismo tiempo que se invierten miles de millones de dólares en reforzarse para llegar a ser más eficaces en sus objetivos, los terroristas también mejoran su uso en las nuevas tecnologías. Por ello ha expresado el director de la CIA que es muy importante y útil que los gobiernos de los distintos estados lleguen a trabajar en colaboración en este tipo de materias con el objetivo de llegar a identificar a los radicales y extremistas, como por ejemplo aquellos que quieren sumarse al conflicto que se está viviendo en la guerra civil de Siria y en Iraq. 


Según Europa Press, se cree que existen al menos 20.000 combatientes de unos 90 países que se han desplazado para luchar en los conflictos bélicos que se encuentran actualmente.