Como se esperaba, la izquierda que capitaliza el PS de Hollande y Valls, ha perdido buena parte de las circunscripciones francesas en la primera vuelta de las elecciones departamentales (regionales). La UMP de Nicolas Sarkozy ha sido la más votada, y el FN de la familia Le Pen ha llegado a la segunda vuelta en muchos sitios, sobre todo en sus feudos de la Francia profunda.

Estas #Elecciones comprenden 60 Departamentos y 1.158 cantones. El FN ha sido el más votado en 125 cantones y en el 46 % de Departamentos. No obstante, conociendo el sistema electoral francés, en la segunda vuelta, los partidos eliminados dejarán libertad de voto a sus militantes para votar al partido finalista que crean más próximo a sus ideas.

Anuncios
Anuncios

La izquierda, como es de esperar, votará al PS o a UMP antes que al FN. La derecha de UMP lo tiene algo más complicado, pues parte de sus militantes votarían al FN por que es de derechas, como ellos.

Como en cualquier elección política, cada partido o cada político ha intentado minimizar derrotas o sacar pecho por conseguir más votos que la última vez. Sarkozy y Manuel Valls se han autofelicitado por los resultados, el primero por que vuelven a ser los más votados y el segundo por que quiere animar a sus militantes, que podrían perder feudos importantes como la Corrèze, donde el Presidente François Hollande fue Gobernador. Sarkozy y Valls llamaron a la movilización de sus simpatizantes para que voten en masa a sus partidos dentro de una semana.

Sarkozy confirmó que no habrá ningún tipo de pacto nacional o local con el FN, "con quienes no tenemos nada en común", para decidir a quienes votan en cantones o departamentos donde el FN necesite sus votos, o el PS, si el candidato local de la UMP ha quedado eliminado.

Anuncios

No obstante, Sarko dice entender "la exasperación" de los votantes UMP que se han pasado al FN, e intenta recordar lo de la extrema izquierda, "quien se felicitó de la victoria de la extrema izquierda [Syriza] en Grecia, que no aportará ninguna solución a los franceses".

El Primer Ministro Manuel Valls se felicitó "de haber conseguido que el FN no es el primer partido de Francia", algo de lo que ya presumía Marine Le Pen. Dice asimismo que en la segunda vuelta nada está decidido, que la izquierda ha tenido un resultado "honorable".

El PS ha quedado eliminado en 27 cantones de los 41 del Departamento más poblado del país. Pese a implicarse fuertemente en la campaña electoral sus últimos días, Valls no ha podido evitar la derrota del PS, aunque la cosa habría podido ser peor.

Marine Le Pen, exultante, exhibió su habitual demagogia y animó a los franceses a votar FN "para recobrar la libertad". En el Var sigue siendo el más votado, aunque no ha llegado a la mayoría absoluta más que en unos tres cantones de la Francia profunda, y en muchos cantones es el más votado, pero sabe que perderá por la alianza de votos en su contra.

Anuncios

Peor le ha ido a Europa Ecología-Los Verdes, apenas un 1,9 % de votos, y algo mejor al Frente de Izquierdas, un 6'5 %. Estos resisten aún en Val-de-Marne, feudo comunista desde 1976. La abstención ha sido menos de lo que se esperaba, un 48 %, y por lo tanto, será importante en los resultados definitivos de la segunda vuelta.