Hoy, 13 de marzo, se cumplen dos años desde que el cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio fuera elegido como el nuevo sumo pontífice de la #Iglesia católica adoptando el nombre de Francisco, en honor al San Francisco de Asís, el defensor de los pobres. Desde el principio de su pontificado, Francisco se ha caracterizado por promover un estilo de evangelización fresco marcado por gestos de sencillez, un lenguaje cercano y constantes mensajes de paz, con el objetivo de promover un encuentro de fraternidad entre los hombres y mujeres de todo el mundo, independientemente de la religión o credo que profesen.

El Papa siempre ha declarado abiertamente que su mayor deseo es construir una Iglesia pobre al servicio de los pobres, y de ahí surge su exhaustiva labor por defender los derechos de los más desfavorecidos del mundo.

Anuncios
Anuncios

En su encíclica Lumen fidei, habla sobre la fe como el acto de confiarse al amor y a la misericordia de Dios, cuyo origen no debe reducirse únicamente a una tradición religiosa antigua que proviene de un pasado cultural cristiano, sino que la fe debe ser renovada y cultivada desde el interior de cada persona, proyectándose hacia una perspectiva del futuro.

Francisco ha protagonizado importantes acontecimientos de relevancia internacional. Su popularidad se extiende a nivel mundial y su figura atrae a muchísimas personas, sin importar el origen de procedencia o la afinidad que éstas tengan con respecto a las creencias cristianas. Es la personalidad del Papa, así como la simplicidad de sus palabras, las que invitan a la reflexión de todos como humanidad en conjunto y las que no dejan indiferentes a casi nadie.

Anuncios

Francisco también habla abiertamente de los errores y delitos cometidos por miembros de la Iglesia, condenando la barbaridad de sus actos y aplicando las medidas judiciales necesarias para que los culpables cumplan con su pena correspondiente. Al igual que sus antecesores, este papa también ha tenido que caminar entre los diversos obstáculos que se presentan en su pontificado y lo ha hecho siempre desde una postura conciliadora de diálogo, alegría y esperanza; cualidades que caracterizan su forma de ser y su labor pastoral, desde muchos años antes de fuera elegido como el sucesor de San Pedro; ya en su argentina natal trabajaba hombro a hombro con el pueblo.

Esta tarde el #Papa Francisco estará en la basílica de San Pietro y celebrará el segundo año de su nombramiento confesando a un grupo de feligreses, ya que según él, es mediante la confesión, el perdón y la oración, cuando más reconocemos nuestras miserias y descubrimos con humildad, que Dios es en realidad lo primero.