Según informan numerosos diarios como El Confidencial, la Fiscalía de Investigación Judicial de Marsella a cargo de Brice Robin, el copiloto del vuelo Airbus A320 llamado Andreas Günter Lubitz hizo descender el avión voluntariamente para estrellarlo en los montes rocosos de Trois-Evêchés.

En una rueda de prensa el mencionado fiscal aseguró que "no se conoce el origen étnico de Lubitz ni está incluido en la lista de terroristas buscados". El copiloto de 28 años y residente en Montabaur, un pequeño pueblo Alemán donde vivía con su padres. Su entorno está siendo investigado por el momento, debido a las sospechas de que actuase en nombre de alguna célula terrorista.

Anuncios
Anuncios

También es cierto que el joven contaba con una corta trayectoria profesional pues fue en 2010 cuando recibió su diploma de aviación por la escuela de pilotos de Lufthansa de Bremen, aunque por otra parte cabe decir que el copiloto obtuvo un importante reconocimiento al ser incluido en la exitosa lista de los ‘Airmen Certification Databas’ de La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA).

Hasta ahora, se pensaba que todo se debía a un fallo mecánico, pero tras las declaraciones del fiscal, como ya dije la teoría más posible es que Andreas Günter Lubitz forzara el descenso del avión. El fiscal llegó a la conclusión gracias a las escalofriantes grabaciones de voz recogidas antes del siniestro.

En estas grabaciones según el juez Robin los primeros 20 minutos podemos escuchar conversaciones normales entre el piloto con más de 6000 horas de vuelo  Patrick S.

Anuncios

y el copiloto ya nombrado Lubitz.

Lo determinante para dicha hipótesis comienza cuando Patrick decide ausentarse de la cabina de mando "pidió al copiloto que tomara al mando", dijo el fiscal a la prensa, debido posiblemente a que tenía que ir al servicio tras eso deja el control del avión al copiloto "aprovechó" para "manipular el botón de pérdida de altitud".

A partir de aquí Andras Günter cierra las puertas de la cabina impidiendo que que el piloto pueda entrar y a continuación fuerza el descenso del avión. Todo esto se supo debido a los golpes que dio y llamadas que hizo Patrick a la cabina: "Se puede escuchar que está intentando echar abajo la puerta y no había una respuesta". Hasta ahora, solo queda esperar para que nos confirmen si esto realmente sucedió así o fue una mal interpretación de los hechos.