Las relaciones entre Corea del Norte y sus vecinos estadounidenses y surcoreanos no mejoran, al revés, parece que van empeorando a medida que pasa el tiempo, y esto se ha podido comprobar recientemente, cuando Corea del Norte ha lanzado dos misiles al mar de Japón provocando la inmediata queja de dicho país para su posterior denuncia a la Naciones Unidas.

Todo esto viene a raíz de dos maniobras (Key Resolve y Foal Eagle) que tienen planeadas realizar Estados Unidos y Corea del Sur conjuntamente para comprobar el potencial que pueden llegar a alcanzar dichas naciones en caso de que estallase una guerra y tuvieran que aliarse, una opción mas que evidente teniendo en cuenta que son aliados y que en la propia Corea del Sur hay instaladas bases americanas; Kim Jon-un, el líder norcoreano, ha tomado esto como una seria amenazada a su país, y tras alertar a su propio ejército de una inminente batalla, ha decidido lanzar dichos misiles al mar nipón.

Anuncios
Anuncios

Según informan varios medios estos misiles tenían un rango de 490 kilómetros y fueron lanzados entre las 06:30 y 06:41 hora local (21:30-21:41 GMT) desde la ciudad portuaria de Nampo, situada al Oeste de Corea del Norte, esto lo ha podido confirmar un portavoz de defensa surcoreano.

Esto ha provocado que el ejército de Corea del Sur se muestre intranquilo, por lo tanto han decidido aumentar las defensas inmediatamente y estar totalmente alerta para vigilar más posibles lanzamientos.

Kim Jong-un ya advirtió que frenasen las maniobras conjuntas que van a realizar en breve ambos países anteriormente mencionados, pero estos se negaron rotundamente, en estas maniobras cabe mencionar que participarán alrededor de unos 10.000 militares estadounidenses y unos 9.000 surcoreanos aproximadamente en el llamado Key Resolve y que duraran hasta el próximo 13 de Marzo, ensayarán simulaciones para contrarrestar un posible ataque de Corea del Norte.

Anuncios

Mientras tanto, la otra maniobra, el Foal Eagle, durará hasta el 24 de abril y participarán una gran multitud de militares de Corea del Sur, EEUU y ejércitos de Australia, Dinamarca, Canadá, Reino Unido y Francia.