Ante la consternación de miles de seguidores por el despido de Carmen Aristegui de MVS #Radio y su equipo de trabajo, así como las reacciones y manifestaciones dadas por su audiencia debido al reciente comunicado que el departamento de Comunicación Social de la Presidencia de México emitió. La periodista se pronunció ayer públicamente vía streaming (con más de 62 mil usuarios), ya que la conferencia que pensaba brindar horas antes en el auditorio del Museo Memoria y Tolerancia fue cancelada por sobrepasar el número de asistentes la capacidad del recinto.



En su discurso, Aristegui agradeció las muestras de apoyo de miles de mexicanos y extranjeros, dedicando sus primeras palabras a los “niñonautas” que también se manifestaron.

Anuncios
Anuncios

Relató su experiencia sobre su relación laboral con la familia Vargas Guajardo (propietarios de MVS comunicaciones) en el antes y después de su despido; cuestionó quién está detrás de todo esto, “quién demonios se atravesó en el camino”, “qué los motivo a crear un conflicto artificial, a inventar una animadversión que no existía”.



También reafirmó su convicción de no permitir que un “manotazo” prospere, de perder el espacio que ha construido junto a su equipo de trabajo y que le ha llevado años consolidar; de que México vuelva a vivir el autoritarismo con prácticas “echeverristas”. Esto ante la presencia de Salvador Camarena, coordinador de información de la primera emisión de noticias de MVS; Daniel Lizárraga, jefe de información y coordinador de la Unidad de Investigaciones Especiales; y Kiren Miret, productora de radio y del espacio para niños “niñonautas”, que representaban al resto de su equipo.

Anuncios





Nosotros queremos regresar al aire en las mismas condiciones que estábamos antes… No aceptamos ni pensamos rendirnos… Esta batalla es por la libertad de expresión, por las audiencias y por los ciudadanos”, manifestó la locutora. Aristegui expuso que “algo grave, muy grave le ha de haber sucedido a la familia Vargas” para tener actitudes de virulencia y agresividad que los llevaron a tomar la decisión que parece “fraguada con anticipación, premeditación y mucho poder”.  “De dónde sacaron poner nuevos lineamientos si con los que había se trabajaba y se estaban dando buenos resultados. Los lineamientos que ustedes pretenden imponer son contrarios a lo establecido en mi contrato, contrarios a la ley, al código de ética y limitan la libertad de expresión”.



Respecto al motivo que MVS pronunció para justificar el despido de la conductora por vincular la marca de la empresa en la plataforma Méxicoleaks sin su autorización, Aristegui dijo: suena más a pretexto, pues solicité un árbitro externo para solucionar este mal entendido y sin embargo se sobredimensionó al manejarse como un conflicto entre particulares.

Anuncios



Concluyó su pronunciamiento pidiendo a los directivos de MVS que reconsideren su postura y que “no permitan que se consuma el golpe”, que respeten el contrato firmado, las condiciones para poder realizar su trabajo y que reinstalen al resto de periodistas despedidos, antes de obligarla a dar batalla por los medios legales. Para llegar a un acuerdo, la comunicadora propuso se lleve a cabo una reunión personal el próximo lunes 23 por la mañana; sin embargo, el vocero de la empresa emitió su postura horas después, reiterando que MVS da por terminada la relación laboral con Aristegui y su equipo, argumentando que la razón del despido fue que no aceptan las condiciones que ella fijó.