Fue por la madrugada del martes 3 de marzo cuando los habitantes chilenos se despertaron asustados tras un fuerte estruendo que sacudió sus alrededores, se había producido la erupción del volcán Villarrica. Los vecinos comenzaron a evacuar sus viviendas ya que las cenizas invadían con rapidez la zona y la erupción fue tan grande que superaba el tamaño del volcán.

Las autoridades del país decidieron declarar alerta roja por la peligrosidad de la situación, el volcán Villarrica mide más de 2.500 metros de alto y está ubicado a unos 775 kilómentros al sur de Santiago de Chile. Desde el año 1558 se estima que hubo un total de 49 erupciones de gran tamaño, dándose una por década aproximadamente.

Anuncios
Anuncios

La cifra data de unas cuatro mil personas que han sido evacuadas en las últimas horas debido a la erupción, la mayoría de ellos pobladores de Villarrica, Curarrehue , Panguipulli, Pucón y zonas cercanas. Al darse la erupción cerca de varios ríos, también varias rutas debieron ser cortadas por precaución y se suspendieron las clases en la mayoría de las escuelas cercanas allí.

La presidenta chilena Michelle Bachelet se reunió el martes con ministros, personal policial y militares para viajar hasta la zona afectada. También llamó a la calma a los habitantes del país ya que aseguró que se está monitoreando y tomando medidas a cada momento sobre la situación.

Las autoridades se encuentran evaluando la posibilidad de aluviones y deslizamientos generados por el deshielo del volcán, el Intendente de Araucania por su parte informó que en las últimas horas la actividad del volcán Villarrica ha disminuido notablemente lo que ha generado mayor tranquilidad en los habitantes quienes han cooperado en todo momento con la delicada situación.

Anuncios

También el sur de Argentina se encuentra en alerta ya que hubo dispersión de las cenizas llegando hasta Junín de los Andes, San Martín de los Andes y Bariloche. Una preocupación más se suma al intenso verano que está sacudiendo a la Patagonia Argentina, donde sus habitantes hace varias semanas se encuentran preocupados por un incendio desatado intencionalmente en la zona de Cholila, Chubut, queb ya ha sobrepasado las 34 mil hectáreas quemadas donde se perdieron árboles milenarios y cientos de animales.