El representante de la Embajada de Estados Unidos en Corea del Sur, Mark Lippert, ha resultado herido en la cara y en la muñeca izquierda por arma blanca cuando estaba desayunando antes de dar una Conferencia en el Centro de Arte Sejong, en Seúl, capital surcoreana.

Mientras Lippert se disponía a desayunar, un hombre de unos 55 años de edad y de nombre Kim Ki Jong ha atacado al embajador con un cuchillo de cocina de unos 25 cm aproximadamente, hiriéndolo en la cara y en la muñeca izquierda, mientras profería gritos protestando contra la colaboración militar entre Corea del Sur y Estados Unidos, que están llevando a cabo maniobras militares conjuntas desde el pasado lunes.

El atacante, que según informa la Policía surcoreana representaba a uno de los grupos políticos encargados de la coorganización del evento, ha sido detenido inmediatamente después de la agresión y podría enfrentarse a una acusación por un delito de intento de asesinato. Mientras tanto, el embajador estadounidense ha sido trasladado urgentemente a un hospital próximo al lugar de los hechos, al oeste de Seúl, donde ha ingresado de urgencia siendo intervenido quirúrgicamente.

Según la agencia de noticias Reuters, Lippert ha necesitado 80 puntos de sutura para cerrar las aparatosas heridas que le ha causado el agresor con un cuchillo de 25 cm en su cara y en su muñeca izquierda, causándole una escandalosa hemorragia. Tras la intervención, ha sido el propio embajador, Mark Lippert, el que ha asegurado, utilizando la red social Twitter, que se encuentra bien y muy animado. Buena noticia que ha ratificado la portavoz de la Embajada estadounidense en Seúl, quien asimismo ha indicado que Lippert se encuentra estable y que nunca se ha temido por su vida.

No han tardado mucho tiempo en condenar este ataque. La agresión ha sido firmemente condenada por el gobierno norteamericano a través de la viceportavoz del Departamento de Estado, Marie Harf, quien ha señalado también la coordinación entre la Embajada estadounidense en Seúl y las autoridades locales para el esclarecimiento de los hechos. También el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores surcoreano, el Sr. Noh Kwang II, ha calificado esta agresión de imperdonable, y que ha asegurado que se llevará a cabo una minuciosa investigación del caso, y que se responderá con contundencia.