Una mujer saudí ha sido condenada a 200 latigazos y a 6 años de cárcel ¿su crimen? ser violada. Justifican que la condena es justa, pues la acusan de un delito de indecencia y también le reprochan el hecho de que dicha situación tan repugnante que ha sufrido la comunicara a los medios de comunicación. La mujer, de confesión chií, fue violada en el 2006 por 7 hombres cuando tan solo tenía 19 años. 

Un hecho que parece claro es que las costumbre musulmana posee una ideales más que cuestionables, pues si bien es sabido que hay que respetar a todas las culturas, algunas sin embargo dejan mucho que desear. El machismo que hay vigente en sus costumbres es tal que a veces nos preguntamos que pensarán de verdad esas mujeres, pues numerosos son los casos en donde cometen unas injusticias que parecen sacadas de otra época.

Anuncios
Anuncios



La mujer se encontraba en un coche con su compañero de estudios, cuando de repente dos hombres asaltaron el vehículo y se lo llevaron hacia un lugar apartado, una vez que el coche estuvo situado en un sitio lejos de la atención de la gente comenzó la pesadilla para la joven, pues fueron siete hombres los que la comenzaron a violar y realizar todo tipo de actos aberrantes. Su compañero de estudios, atónito con los hechos que estaba presenciando, recibió una brutal paliza.

Ahora la han condenado a 6 años de cárcel y a 200 latigazos por un delito de "indecencia". En un primer momento la condenaron a 90 latigazos debido a que había incumplido la ley que dice que las mujeres no pueden salir a la calle sin un familiar o un marido. El recurso Judicial permitió que se duplicara la pena de cárcel para los violadores, pero a su vez, desgraciadamente, también provocó que la sentencia de la joven subiera a 200 latigazos y a más años de cárcel para ella.

Anuncios



El machismo y la discriminación que sufren las mujeres por estos lugares es una evidencia que no se puede negar, y aunque siempre nos cuentan que hay que respetar a todas las culturas, el machismo es algo que hay que erradicar, pues muchos son los que consideran que una "ideología" que no respeta a las mujeres no puede ser catalogada como cultura.

Al abogado de la mujer le han quitado la licencia y le han prohibido seguir representándola, también ha sido citado a una sesión disciplinaria.