El hecho se produjo el día jueves 19 y el presidente venezolano Nicolás Maduro no dudó en ratificarlo mediante una cadena nacional, donde se expresó diciendo que Antonio Lezama, el alcalde de Caracas deberá responder a la justicia por los delitos que ha cometido contra la paz del país, acusándolo de haber promovido un golpe de Estado para removerlo de su cargo.

Según informó el diputado Ismael García, fueron unos cincuenta Agentes del Servicio de Inteligencia Nacional del chavismo quienes tras allanar la oficina del alcalde decidieron arrestarlo, sacándolo de su oficina de una manera muy brutal, a los golpes, disparando en el aire e ingresando sin ninguna orden de allanamiento que lo justificara.

Anuncios
Anuncios

La cadena NTN24 señaló además que personas presentes en el lugar quisieron impedir que los funcionarios se llevaran al alcalde y fue por ello que comenzaron los disparos al aire por parte de estos. La esposa de Lezama se refirió a la detención de su marido haciendo responsable a Nicolás Maduro y diciendo "Tenemos un régimen autoritario que no acepta la diferencia".

Lezama tiene 59 años, es uno de los mayores opositores del actual gobierno venezolano, ha tenido cargos como senador, diputado y también gobernador. En el año 2009 comenzó su alcaldía en Caracas y fue reelecto en el año 2013. El presidente venezolano Nicolás Maduro una semana atrás había denunciado un presunto golpe de estado en el que creía que Lezama se encontraba involucrado y también el diputado Julio Borges, entre otras personas.

Anuncios

Lo cierto es que no es el primer opositor que el gobierno de Nicolás Maduro decide enviar a prisión, también el líder de la oposición Leopoldo Lopez se encuentra hace un año encarcelado y hace tan sólo unos días su esposa organizó una marcha en Caracas, en la misma plaza donde Lopez dio el último discurso antes de ser capturado por el gobierno de Hugo Chavez.

El alcalde de Caracas fue detenido en un momento donde el gobierno venezolano no está atravesando su mejor momento, sumido en una profunda crisis económica, donde hay insuficiencia de productos necesarios para la vida diaria de sus habitantes.

Por su parte, Nicolás Maduro, continúa fiel a sus acusaciones contra todo aquel que se oponga a su gobierno, fue también María Machado, una ex diputada a quien juzgó de tener vínculos con el gobierno estadounidense.