Venezuela continúa en tiempos de flaqueza tras el declive de la revolución, lo que obliga a los ciudadanos a esperar interminables colas para, según el diario El Mundo, "una caja de 36 preservativos que llegaba a cotizarse a 4.760 bolívares, casi un salario mínimo en Venezuela". Por si no fuera poco esperar horas y horas al llegar a las farmacias, pedían 650 euros por la cajita, poco a poco se acercan cada vez más a la situación que los cubanos sufrieron en 2014.

Pero los venezolanos todavía tienen una alternativa, acogerse a los preservativos de marcas menos populares de procedencia china. Esto, según El Mundo "provoca quebraderos de cabeza entre los venezolanos" que no confían en su efectividad, y es que, volviendo la mirada a Cuba, los periódicos denunciaron un importante cargamento de condones de la marca "momento", por llegar caducados.

Anuncios
Anuncios

Jhonatán Rodríguez, presidente de "StopVIH" afirma que Venezuela es el país con "el tercer mayor índice de infecciones de Sida por habitante de Sudamérica y que también tiene una de las tasas de embarazo de adolescentes más altas del continente", e insta a su gobierno a que agilice los trámites de importación.

Pero no solo los preservativos son la clave de evitar los embarazos no deseados, las campañas informativas sobre enfermedades de transmisión sexual son un pilar de apoyo para los jóvenes. Tampoco ayuda el bajo nivel estudiantil del ciudadano promedio, ni la media de edad en la que sus progenitores tuvieron el primer hijo, entre los 15 y 19 años.

Yohanna Ysazzi, consejera de salud real y reproductiva comenta "Es lamentable la desinformación y los mitos y tabúes que se dan en la familia y la escuela y que han abocado a la mujer venezolana a abortos y enfermedades de transmisión sexual", además, "muchas de estas niñas lo practican en condiciones inseguras como en lugares ilegales o introduciéndose ellas mismas objetos en la vagina".

Anuncios

Poco más se puede decir de un pais que no piensa en sus ciudadanos, y lo que es peor, en su futuro.