Hace más de 20 años, en 1994, un ataque terrorista en Buenos Aires dejaba 85 victimas mortales y algo más de 300 heridos. El atentado, con claro carácter antisemita, fue efectuado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) y los últimos indicios imputaban a Irán como brazo ejecutor de la masacre. Días antes de morir, en dudosas condiciones, el fiscal Alberto Nisman, encargado de este caso, pretendía denunciar a varios miembros del gobierno argentino, incluyendo a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y al ministro de Exteriores, Héctor Timerman, de un complot para encubrir la responsabilidad del país iraní en este atentado.

Anuncios
Anuncios

Las razones del encubrimiento podrían estar relacionadas con una mejora económica y geopolítica de Argentina en el golfo Pérsico y, más concretamente, con la posibilidad de obtener condiciones ventajosas en la compra del crudo iraní y la de vender armas a este país islámico. Pues bien, ahora parece que la muerte del fiscal Nisman no ha sido en vano. Esta tarde, el nuevo fiscal federal encargado del caso, Gerardo Pollicita, acaba de imputar a la Presidenta Kirchner por el caso que denuncio Nisman, el encubrimiento del atentado contra el AMIA. Este acto no hace más que confirmar y agudizar la guerra abierta desatada entre dos de los poderes fácticos del país, el Gobierno y la Justicia.

Las reacciones del gobierno argentino no se han hecho esperar. Así, el Jefe de Gabinete argentino, Jorge Capitanich, el mismo que hace unos días, en un ataque anti-democrático rompía las páginas del periódico Clarín por insinuar que el gobierno argentino estaba detrás de la muerte de Nisman, acaba de declarar que la decisión de imputar a la presidenta se trata de un golpe de estado judicial activo y que está decisión sólo trata de desestabilizar políticamente al gabinete Kirchner porque según sus palabras "la denuncia de Pollicita no tiene ningún tipo de validez jurídica".

Anuncios

Ahora, tendremos que esperar que el juez encargado del caso vuelva de vacaciones para saber el desenlace de esta historia.