Polémica decisión la del gobierno sudafricano de dejar la personificación del Apartheid en libertad condicional, después de haber sido condenado a 212 años de cárcel de los cuales sólo se han cumplido 20 años. El ministro de Justicia sudafricano Michael Masutha lleva a cabo dicha decisión como motivo principal de fomentar la reconciliación nacional.

El Apartheid fue el sistema de segregación racial en Sudáfrica y Namibia, entonces parte de Sudáfrica, en vigor hasta 1992. Consistía en la creación de lugares separados, tanto habitacionales como de estudio o recreo para los diferentes grupos raciales. Era #Racismo extremo, discriminación racial que parecía no tener fin.

Anuncios
Anuncios

Eugene de Kock fue partícipe al 100% del barbarismo en el Apartheid y fue castigado por ello.

Eugene de Kock, de 66 años, es ex-coronel de la policía y ha dirigido durante años la estructura paramilitar llamada C1 del régimen segregacionista, cuya finalidad tenía, en verdad, eliminar a todos los activistas antiapartheid de raza negra y a todas los opositores y resistencias. De Kock se caracterizaba por su crueldad, torturaba sin compasión, asesinaba y actuaba con rabia en su granja más cercana a la sede del Apartheid. Era racismo en estado puro, que finalmente confesó años más tarde todas sus barbaridades.

En el 1996 admitió más de 100 asesinatos y actos de tortura. Sus víctimas lo describían aterrados, decían que era sádico, cruel y un auténtico torturador. De tal manera, fue condenado por todos sus actos a 212 años de cárcel, o dicho de otra manera, fue condenado a cadena perpetua.

Anuncios

Este viernes se ha declarado la concesión de libertad condicional, que responde al "interés de la reconciliación nacional" y a que el condenado ha expresado su remordimiento. Parece que la imagen del Apartheid fue condenada hace ya unos años por todas sus torturas y crueldades, y parece que su suerte le ha cambiado ya que con no más de 20 años de prisión, Eugene de Kock, obtiene la libertad condicional. No se sabe aún cuando será esa liberación, pero con un plazo máximo de 1 año se tendrá que concretar fecha y lugar del polémico acontecimiento.