Un nuevo informe titulado Flawed fabrics (tejido defectuoso) del Center for Research on Multinational Corporations denuncia la situación en las casi 1600 factorías que existen en Tamil Nadu, donde los empleados, en su mayoría menores de edad, trabajan en unas condiciones espantosas casi llegando a rozar la esclavitud, que parecía ya cosa del pasado. Sobre 68 horas de trabajo remunerados a 1,3 euros al día, esto en un escenario casi apocalíptico, donde no existe derecho alguno como la baja por enfermedad, sindicatos obreros y cualquier tipo de institución o ley que pudiese ayudarlos a trabajar de una forma mas humana y igualitaria.

Inditex, El Corte Ingles, Cortefiel o Carrefour España no son las únicas, aunque según publica el mencionado informe, si son sin embargo, las que más se aprovechan de la penosa situación tanto social como gubernamental de esos países.

Anuncios
Anuncios

Primark, Benetton, H&M o Calvin Klein entre otras también se aprovechan de la situación de trabajo que tiene lugar en el sur de la India.

El informe de la Center for Research on Multinational ha sido llevado a cabo durante tres años, en los que se ha entrevistado a 151 trabajadores anónimamente, pues a los dirigentes de estas factorías no le gusta nada que saquen a relucir los trapos sucios que ellos mismos dirigen.

No es descabellado pensar que posiblemente los grandes empresarios dueños de las franquicias señaladas, estén al tanto de la situación precaria y paleolítica de algunos de sus empleados. Son bastantes ya los portavoces de algunas de las empresas señaladas que han negado tener relación alguna con ese tipo de factorías de carácter esclavista "la verificación externa de nuestros proveedores es la mejor del mundo" dijo un portavoz de Corterfiel.

Anuncios

El informe también explica cómo los reclutadores de estas factorías se mueven por las zonas mas pobres y desafortunadas del estado mencionado para hacer que muchos padres envíen a sus hijas a estas "fabricas" a trabajar a cambio de un buen salario, comida diaria, e incluso hasta oportunidades de escolarización.

Ha día de hoy es una pena que siga sucediendo esto en el mundo, pero mientras existan gobiernos que lo permitan esto seguirá sucediendo, pues el poder del dinero es capaz de corromper todo tipo de ética y valores.