Según han informado varios medios, el pasado 27 viernes de febrero, fue acogida en Washington la segunda ronda de conversaciones entre Cuba y EE.UU. en la que se intentará poner fin a la problemática enemistad, permitiendo la apertura de embajadas en ambos países selladas en 1977. En la primera reunión, que se produjo en enero y fue realizada en la Habana, se llegó al acuerdo de concretar unos meses después, ya en Washington, la esperada hoja de rutas que haría que las embajadas volvieran a abrirse, en las cuales se discutirían los temas más escabrosos con la intención de un mejor entendimiento entre la isla y Washington.

Esta vez, tanto Estados Unidos como Cuba, están haciendo lo posible por que haya avances y la relación entre ambos no se quede estancada. El propio #Obama admitió que el embargo a Cuba proclamado con la llamada Ley Helms-Burton, en la que se bloqueaba tanto económica como comercialmente a la isla "no  ha funcionado" por lo que lo correcto sería intentar otra cosa que pueda beneficiar a  ambos afectados.

Anuncios
Anuncios

Los países que en 1961 rompieron con sus relaciones comerciales y de todo tipo y que desde 1977 mantienen sus embajadas aisladas una de la otra, bajo protección de la Suiza, podrían en unos meses colaborar entre sí a todos los niveles. Aunque para muchos se hace difícil pensar que Cuba deje atravesar sus fronteras al criticado capitalismo Yankie que parecía no tener sitio en la isla.

Mencionar que una de las condiciones que impone la Habana, para restablecer sus relaciones es ser eliminada de la famosa "lista negra" en la que es declarada como un país patrocinador del terrorismo. Por la otra parte EE.UU. pide, entre otras cosas, que sus diplomáticos puedan viajar libremente por la isla.

Mucha gente espera que las malas relaciones entre EE.UU. y Cuba estén resueltas para los días 10 y 11 de abril, en los que se celebrará en Panamá la llamada Cumbre de las Américas donde Castro y Obama se verán las caras, aunque sobre esta posibilidad se habló y se dijo que "es importante que (la apertura de las embajadas) no se vincule a un evento concreto", por lo que lo mejor es ser paciente y no querer adelantar acontecimientos.

Anuncios