María de los Ángeles Pineda, esposa del ex alcalde de Iguala, Guerrero, en México, fue consignada a un penal de máxima alerta seguridad tras el vencimiento de la orden de arraigo que había permanecido vigente en la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada.

Luego de que la Procuraduría General de la República consolidó la orden de aprehensión en contra de la mencionada funcionaria, la señora en cuestión será trasladada al penal federal de El Rincón, en el estado de Nayarit, mientras que su esposo permanece preso en el penal del Altiplano del Estado de México. 

Vale recordar que María de los Ángeles Pineda Villa fue detenida por su probable participación como autora intelectual del crimen en contra de los 43 estudiantes de Ayotzinapa ocurrido el 26 y 27 de septiembre del año pasado en Iguala, Guerrero, luego que el grupo de normalistas iba a hacer una protesta en el acto protocolario del DIF municipal, del cual era presidenta María de los Ángeles Pineda.

Anuncios
Anuncios

La noticia detonó la indignación de la sociedad mexicana desde que se hizo pública la denuncia por padres de los jóvenes, quienes fueron desaparecidos por policías y presuntamente por elementos del Ejército mexicano que posteriormente los entregaron a un grupo criminal que a su vez, según versiones de unos detenidos, los asesinaron y calcinaron en un basurero de un municipio vecino.

Desde entonces, la sociedad civil y familiares de los jóvenes se dieron a la tarea de exigir justicia y expresar en marchas de protesta el repudio a este horrible, y por desgracia muy frecuente, crimen. Por lo cual, ya diferentes organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales han puesto la mirada en este caso y cuestionan la justicia y el proceder de las autoridades mexicanas, toda vez que está acreditado que fueron elementos policiales a la orden del presidente municipal y de su esposa los culpables de este delito.

Anuncios

De tal manera que, luego de que a María de los Ángeles Pineda le venció el plazo de un nuevo arraigo que había solicitado después de su detención, ahora será recluida en un penal de alta seguridad, informaron fuentes de La Jornada y El Universal, dos de los principales diarios mexicanos, aunque no será procesada por el crimen obvio del cual se le acusa sino por delincuencia organizada y por operación con recursos de procedencia ilícita.