Tras los ataques producidos, las autoridades de #Ucrania acusaron a los rebeldes pro-Rusia. Los separatistas, sin embargo, dijeron que las fuerzas ucranianas estaban detrás de los ataques. El líder rebelde principal del Este de Ucrania afirmó que había comenzado una ofensiva contra Mariupol, pero más tarde dijo que no iba a asaltar la ciudad.

La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) dijo que los cohetes vinieron de las zonas controladas por los rebeldes. Pero Alexander Zakharchenko afirmó que sus fuerzas no habían llevado a cabo "operaciones activas" cerca de Mariupol hasta el sábado, según informaron agencias de noticias rusas.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, añadió que después de que Kiev culpara a los rebeldes por el ataque, ordenó a sus tropas para que consiguiesen neutralizar las posiciones de las tropas ucranianas al este de la ciudad portuaria. Mientras tanto, el servicio de seguridad de Ucrania ha publicado lo que dice, que son mensajes de audio interceptados entre los rebeldes separatistas hablando acerca del ataque de Mariupol.

La autenticidad de los mensajes no se ha verificado todavía. Las organizaciones internacionales, incluida la Unión Europea, condenaron los ataques. La OSCE calificó el incidente de "imprudente, indiscriminado y vergonzoso" y exigió una investigación completa.

La OTAN también criticó los ataques, y añadió que "las tropas rusas en el este de Ucrania están apoyando estas operaciones ofensivas" mediante el suministro de armas.

Anuncios

El ministro de Defensa de Ucrania Stepan Poltorak dice que dichas posiciones militares en Mariupol se están fortaleciendo.

El primer ministro de Ucrania Arseniy Yatseniuk ha llamado a una reunión especial del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para discutir lo que dice es el papel de Rusia en el conflicto en el este de Ucrania.

"Rusia no sólo está violando los acuerdos sino que Rusia está violando los principios fundamentales del derecho internacional y de la humanidad". Mientras tanto, el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, ha anunciado que va a regresar temprano de un viaje a Arabia Saudita para planificar una respuesta a los acontecimientos en Mariupol. Denunció el incidente como "un crimen contra la humanidad" y contra la población de Ucrania.