El terror ha terminado en París, con la muerte de cuatro yihaidistas en acciones de comando por parte de las autoridades francesas. Las operaciones que se efectuaron en paralelo, una en un supermercado y la otra en la imprenta donde se encontraban atrincherados los hermanos Said y Cherif Kouachi, después de un fuerte intercambio de disparos en la que cayeron muertos cuando le plantaron cara a la policía.

En el supermercado de alimentos judíos, han fallecido cuatro de los rehenes que eran retenidos, al parecer por dos secuestradores, uno de ellos, Amady Coulybaly, se cree que fue el que mató a una guardia urbana, en la periferia sur de París a la que acudió por un accidente de coche y tenía relación con los hermanos Kouachi, porque solicitaba que los dejaran en libertad.

Anuncios
Anuncios

Además de dos policías heridos, aunque no se teme por sus vidas.

Para efectuar la operación, la policía esperó a que el secuestrador comenzara su rezo, y así fue como se inició el asalto. Se busca a Hayat Boumeddiene novia de Amady, porque aunque no se encontraba acompañándole, fue ella quien lo llevó a Coulibaly.

La policía tomo por asalto la imprenta Dammartin-en-Goëlle en la que se encontraban atrincherados los dos terroristas de la matanza de Charlie Hebdo desde las 8 de la mañana. La operación se desarrolló de manera rápida, tardó unos minutos, se liberó a un rehén, un chico de unos 27 años, que logró esconderse en una habitación. Las autoridades les seguían por tierra y aire para lograr la captura de los hermanos.

Este ha sido el final de una tragedia que terminó como empezó: manchada en sangre, cuando el miércoles tres yihaidistas llevaron a cabo una masacre en el semanario satírico Charlie Hebdo, en la que murieron 12 personas y unas 11 quedaron gravemente heridas.

Anuncios

Todo era una represalia anunciada por la publicación de unas viñetas sobre Mahoma, lo que habría despertado la ira de estos fanáticos.

Según fuentes policiales, uno de los hermanos terroristas había recibido entrenamiento en Yemen, de un brazo de Al Qaeda. En unas declaraciones a la prensa francesa dijeron que querían morir como mártires, lo señala así la cadena Itelé. En estos momentos el presidente Francois Hollande se dirige al país para dar detalles de la operación y dar tranquilidad a los franceses. #Terrorismo