El virus del Ébola (Ebolavirus) es un virus de la familia Filoviridae y género Filovirus. Es el patógeno causante de la enfermedad del Ébola, una enfermedad infecciosa muy grave, que afecta tanto a seres humanos como otras especies de mamíferos. Este nombre proviene del río Ébola (en la República Democrática del Congo, antiguo Zaire), donde fue identificado por primera vez en 1976 durante una epidemia con alta mortalidad.

El primer lote de una vacuna experimental contra el Ébola se dirige a Liberia y se espera que llegue el viernes. El envío de 300 viales, producido por la farmacéutica británica GlaxoSmithKline (GSK) y los Institutos Nacionales de Salud, es el primer medicamento potencialmente preventivo en llegar al país.

Anuncios
Anuncios

GSK espera inmunizar al primer grupo voluntario dentro de las próximas semanas. Trabajadores de la salud que atienden enfermos de Ébola serían entre los primeros en recibirlo, y los investigadores esperan inscribir hasta 30.000 personas, aproximadamente un tercio de los cuales recibiría la vacuna, informa The Guardian. 

La vacuna ha sido probada en ensayos que incluían a 200 voluntarios sanos en Gran Bretaña, EE.UU., Malí y Suiza,  y ha sido declarada segura hasta el momento. Sin embargo, no va a ser sacada de la etapa de desarrollo de la inmunización en masa hasta que la Organización Mundial de la Salud y otros reguladores decidan que es segura y efectiva. La verdadera prueba vendrá cuando se use en los países afectados.

Algunos expertos han dicho que el hecho de que los casos de Ébola están disminuyendo hará que sea difícil establecer si la vacuna ofrece protección alguna.

Anuncios

"Debido a que el número de casos está empezando a bajar hará más difícil demostrar si la vacuna está teniendo algún impacto", ha declarado Jonathan Bola, Profesor de la Universidad de Nottingham. #Ébola

El presidente ejecutivo de GSK, Sir Andrew Witty, dijo a la BBC que había "retrasado otros dos programas de desarrollo de vacunas para liberar el espacio para hacer este trabajo." La Organización Mundial de la Salud ha reportado más de 8.000 muertes por el virus.