Una niña kamikaze de 10 años se hace estallar y mata a una veintena de personas en un mercado en Maiduguri, la capital del estado nigeriano de Borno, mientras que los milicianos islámicos asaltan Damaturu, capital del vecino estado de Yobe. A cinco semanas de las elecciones presidenciales y legislativas en Nigeria, Boko Haram están acentuando su ola de terror en la ciudad y en los habitantes del norte y del este del país, obligando al éxodo hacia las fronteras de Camerún, Chad y Níger otras miles de personas. El mercado de Maiduguri es el mismo donde el pasado 1 de diciembre dos mujeres se inmolaron y causaron decenas de muertos y cincuenta heridos.

Anuncios
Anuncios

La niña estallada, según algunas fuentes de la policía y de la Cruz Roja, no tenía más de diez años. La explosión fue terrible, después de un par de horas los equipos de rescate contaban al menos 20 muertos y 18 heridos, algunos en un estado crítico. Según Gedeón Jibrin, portavoz de la policía de Borno, "el cuerpo de la niña fue despedazado, como había sido cortado en dos, la parte superior fue encontrada a 500 metros de distancia". Para llevar a cabo el ataque fue elegida la hora pico, poco después de las 12:30. Entre los puestos y las tiendas había decenas de personas, en gran parte mujeres con sus hijos. Según la policía, aunque no ha habido ninguna reclamación es más que probable que el ataque fue organizado por Boko Haram que utilizan cada vez más las chicas para sus ataques sangrientos.

Anuncios

La hipótesis es apoyada por otra "coincidencia": también el 1 diciembre, mientras que el mercado de Maiduguri fue alcanzado por la primera vez, milicianos armados habían atacado Damaturu quemando los edificios públicos, destruyendo casas y tiendas, matando al azar. El portavoz de la policía ha dicho que la niña había sido detenida y que dos agentes la estaban registrando cuando hubo la explosión. Los dos agentes murieron inmediatamente.

Los Boko Haram han hecho realizar, por la primera vez, un ataque suicida a una mujer el año pasado, en la ciudad de Gombe. Un mes después una niña de 10 años de edad fue bloqueada en Katsina y llevaba un chaleco explosivo. El fanatismo de los fundamentalistas islámicos Boko Haram ha causado en seis años más de 14 mil muertos y más de un millón y 600 mil desplazados. #Terrorismo