Los cirujanos realizaron una cesárea a Gerri Wolfe, de 41 años, el 22 de diciembre. Gerri Wolfe, metió la mano en su vientre y levantó sus gemelos al final del parto, a esto se le llama 'cesárea asistida materna'.

Los médicos eran escépticos pero cambiaron de opinión "Es mi cuerpo, es mi nacimiento, es mi bebé", dijo la señora Wolfe. Ella es la mujer australiana que llegó sola por sí misma al hospital y se asistió para sacar a sus propios gemelos durante una cesárea.

Tres días antes de Navidad, Gerri Wolfe, dio a luz a Matilda y Violeta (sus hijas número 10 y 11) en un procedimiento muy inusual en el Hospital John Hunter en Newcastle, Nueva Gales del Sur.

Anuncios
Anuncios

Iba a ser la quinta experiencia de la señora Wolfe en tener una cesárea - pero ella no quería que fuera de nuevo una tradicional.

Ella estaba enfadada cuando se enteró de que tenía una complicación en su semana 36 y tendría que tener una cesárea. "Mis otras cesáreas fueron muy estériles, muy quirúrgico, muy impersonal", dijo a Daily Mail Australia desde su casa en la costa central.

Y esa fue la forma en la que estaba. Por eso quiso cambiar de táctica después de hacer un poco de investigación y teniendo en cuenta sus circunstancias especiales. Los médicos estaban bastante dispuestos, una vez que se dieron cuenta del riesgo de infección no fue tan alto como él médico quizás pensó -dijo la señora Wolffe.

Vine a él y le dije: Esto es lo que necesito para recuperar mi nacimiento - para hacerlo más personal para mí, así que puedo ser una buena madre.

Anuncios

Algo mucho más personal, para tener una mayor conexión con el nacimiento de mis hijos Ella tenía dos pares de guantes hasta el codo colocados en sus brazos y se sentó en la cama, donde ella tenía la epidural. Estaba bajo órdenes estrictas de no mover los brazos de su pecho. Era como una cesárea normal desde entonces hasta que decidió agacharse y agarrar sus bebés.

La señora Wolfe dijo que era un momento maravillosamente personal - como si tuviera un parto natural. "Esto fue mucho más personal," dijo ella. Matilda nació en 3.04kg, mientras Violeta con 2.54kg. Gerri se quedó en el hospital una semana después de recuperarse. #Niños