Desde el atentado sufrido el miércoles por la revista francesa Charlie Hebdo, presuntamente perpetrado por cuatro terroristas islamistas, el temor ha ido en aumento en toda Europa, especialmente después de un par de sucesos relacionados indirectamente que se produjeron también en Francia. Y el ataque recibido esta madrugada en la sede del periódico alemán Hamburger Morgenpost, que había publicado las caricaturas de Mahoma que provocaron el atentado contra Charlie Hebdo, ha agravado aún más la situación.

Fuentes del diario ubicado en Hamburgo han explicado que varias personas, en la madrugada del domingo, lanzaron piedras desde el patio trasero del edificio y, posteriormente, un artefacto en llamas que provocó un incendio que fue controlado rápidamente.

Anuncios
Anuncios

Según comenta el periódico en su página web, no se han producido víctimas ni heridos, solamente daños materiales de poca consideración. En un principio, los primeros informes indicaban que se trataba de un acto vandálico aislado, pero en estos momentos de tensión por los atentados sufridos en Francia, no se descarta que tengan algo que ver con las tres ilustraciones de Mahoma que esta semana publicaron, en solidaridad con Charlie Hebdo. De momento están investigando a los dos detenidos para ver si tienen alguna relación con los terroristas de París.

Este, a priori, acto de vandalismo de esta madrugada en Hamburgo ha disparado las alertas en Alemania y se teme que prolifere la islamofobia en el país. El movimiento Pegida (Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente), con el apoyo de AfD (Alternativa por Alemania), ha decidido apoyarse en el atentado de Charlie Hebdo para convocar, a través de la red social Facebook, una nueva marcha islamófoba en Dresde, la duodécima que realizan, portando crespones negros en señal de luto por las víctimas del semanario francés, que ascendieron a doce fallecidos.

Anuncios

Pegida solicita a sus seguidores que, a pesar de que ya habían avisado que esto iba a suceder, la manifestación sea silenciosa para que sus críticos no puedan argumentar nada en su contra, y Alexander Gauland, vicepresidente de AfD, consideró que lo sucedido en París demostraba que estaban en un error los que "ignoraban o se reían" cuando las personas preocupadas por el tema daban la alerta de "un peligro islamista inminente".

#Angela Merkel ha reconocido que existen elementos "aislados" que están vinculados al movimiento yihadista y considera de necesidad el mantener unas medidas de seguridad en este sentido, haciendo hincapié en la buena relación con la inmensa mayoría de los ciudadanos musulmanes residentes en Alemania. El ministro de Justicia alemán, Heiko Maas, calificó de "repugnante" que este tipo de movimientos islamófobos utilicen los actos terroristas de París en interés propio, instando a diferenciar claramente entre Islam y #Terrorismo. Esto contrasta con un estudio publicado hoy que dice que, a pesar de que de los cuatro millones de musulmanes que residen en Alemania, la mayoría asegura sentirse integrada, el 57% de los alemanes considera al Islam como una amenaza, el 61% piensa que no encaja en Occidente, y un 40% dice sentirse "extranjero en su propio país".

Anuncios

Un 24% de los encuestados cree que se debería negar la entrada a los musulmanes después de lo sucedido. A pesar de estos datos, la gran mayoría se considera "no xenófoba".