La policía francesa ha conseguido localizar finalmente a los hermanos Chérif y Said Kouachi, los autores del salvaje atentado este pasado miércoles contra la revista satírica Charlie Hebdo, en el que murieron 12 personas. 48 horas después de la matanza y tras la enorme operación policial de búsqueda y captura, en la que se han llegado a movilizar casi 90.000 efectivos, los dos hermanos han sido localizados esta mañana en Dammartin-en-Goële, una localidad situada al noreste de París, a unos 35 kilómetros del centro de la capital francesa.

Las fuerzas de seguridad francesas habrían visto a los dos terroristas esta mañana y se ha producido un tiroteo sin que haya habido heridos de gravedad.

Anuncios
Anuncios

Los yihadistas han terminado huyendo y se han atrincherado en una fábrica cercana, donde retienen como rehén a un trabajador como mínimo, sin que por el momento haya confirmación oficial de otros civiles implicados. La policía mantiene rodeada la fábrica y está negociando con los terroristas, que según informa la cadena británica BBC, habrían dejado claro que están dispuestos a morir como mártires.

"Se ha puesto en marcha un importante dispositivo de seguridad", confirmaba el ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve. Sobre la zona se ha desplegado un gran número de efectivos terrestres y varios helicópteros. Los alrededores de la fábrica han sido alertados de la situación y se han tomado varias medidas excepcionales: las escuelas más cercanas están cerradas sin que los alumnos puedan salir, los hospitales más cercanos están en máxima alerta por si hubiese heridos durante las negociaciones y el aeropuerto Charles De Gaulle, muy próximo al lugar de los hechos, ha obligado a cambiar el rumbo de algunos aviones que tenían previsto aterrizar en sus pistas.

Anuncios

La policía también ha pedido a los habitantes de Dammartin-en-Goële que no salgan de sus casas ni se asomen a las ventanas.

Para esta mañana estaba previsto un gabinete de crisis por parte del gobierno francés que ha sido suspendido al saberse el atrincheramiento de los terroristas. El presidente François Hollande ha comparecido ante los medios de comunicación pocas horas después, donde ha confirmado que en las últimas semanas habían "desactivado varias tentativas de atentado" y que a pesar de la matanza del pasado miércoles "Francia es un país seguro". Hollande también ha hecho un llamamiento a los ciudadanos para que salgan a la calle este domingo, en una manifestación en repulsa por el atentado. #Terrorismo