La tragedia vuelve a golpear Francia apenas 48 horas después del brutal atentado contra la revista satírica Charlie Hebdo, en el que 12 personas fueron asesinadas. Las fuerzas de seguridad francesas han acabado con la vida de los tres terroristas que mantenían en vilo al país después de varias horas intentando negociar con ellos. Dos de los muertos son los autores del atentado del pasado miércoles, pero el tercer yihadista, que estaba atrincherado con una veintena de rehenes en un supermercado judío de París, ha matado al menos a tres de ellos antes de ser abatido por la policía. En la operación también han resultado heridos dos miembros de los GIGN, la unidad antiterrorista francesa, pero no se teme por sus vidas.

Pocos minutos antes de que la noche cayese en París y prácticamente de manera simultánea, la policía iniciaba el asalto a los dos lugares que eran el centro de atención: la imprenta en la que se encontraban los dos yihadistas autores del atentado de Charlie Hebdo y el supermercado judío de París, donde un hombre y una mujer retenían encerrados a varios clientes. Más suerte hubo en el primero de estos, que se saldó con la muerte de los dos terroristas y con un rehén siendo liberado sano y salvo. En el asalto al supermercado el secuestrador terminó siendo abatido, pero no se sabe nada de la mujer que le acompañaba. Algunos medios han informado que podría haber escapado haciéndose pasar por una rehén durante la operación policial. Otras fuentes, sin embargo, apuntan que podría ser una de las víctimas.

Este ha sido el balance final de unas últimas horas dramáticas en Francia. Desde esta mañana los hermanos Kouachi, autores del atentado en la sede de Charlie Hebdo, se encontraban atrincherados en una imprenta situada en Dammartin-en-Goële, al noreste de París. Según algunos medios de comunicación franceses, los dos terroristas terminaron saliendo del local abriendo fuego y fue entonces cuando el ejército francés los abatió. Paralelamente, el autor del secuestro en el supermercado parisino, identificado como Amedy Coulibaly, fue abatido después de asesinar a cuatro rehenes.

Coulibaly llevaba atrincherado en el supermercado judío desde este mediodía y se le identificó como el autor del asesinato de una agente de policía en un tiroteo del pasado jueves en las calles de París. La policía gala también asegura que existía un vínculo entre Coulibaly y los hermanos Kouachi. De hecho, durante las negociaciones, Coulibaly exigía que la policía dejase escapar a los dos hermanos yihadistas que se encontraban en Dammartin-en-Goële.

Para este domingo está prevista una manifestación en París en repulsa por los atentados de estos últimos días, a la cual asistirán Mariano Rajoy, Ángela Merkel, David Cameron y Mateo Renzi. #Terrorismo