El líder norcoreano Kim Jong-un entregó el discurso de fin de año diciendo que está abierto a conversaciones con Seúl o incluso realizar una cumbre con su homólogo surcoreano.

Kim Jong-un destacó que Corea del Norte seguirá fortaleciendo su ejército en medio de una atmósfera de desconfianza y tensión al tratar de diversificar la economía y elevar el nivel de vida nacional. Su llamado a la mejora de las relaciones intercoreanas viene porque Pyongyang se enfrenta a la crítica por la situación de los derechos humanos. Corea del Norte también tiene más denuncias de Washington, el cual lo inculpa de estar involucrado en el ataque masivo de hacking contra la compañía Sony Pictures, este ataque causó grandes daños económicos a la empresa y nubló el lanzamiento de La Entrevista, una comedia de humor negro que mostraba un intento de asesinato del líder norcoreano Kim Jong-un.

Anuncios
Anuncios

Sony supo sobrellevar esta mala situación y la utilizó para lanzar por primera vez una superproducción en las plataformas online. Corea del Norte ha negado su participación, pero también dejó saber que le parecía una obra justa y sugirió que podría haber sido llevado a cabo por simpatizantes o partidarios en el extranjero.

En el discurso televisado a nivel nacional, Kim Jong-un expresó que cree que puede reanudar las conversaciones y mantener charlas específicas, si Corea del Sur tiene sinceramente una posición de querer mejorar las relaciones Norte-Sur a través de un diálogo. Y afirmó que no hay ninguna razón para no mantener las conversaciones de más alto nivel si se cumple la atmósfera y condiciones, las cuales han sido prácticamente imposible en el pasado.

Estos dos países no han celebrado una cumbre desde el año 2007 y a pesar de las declaraciones del líder norcoreano la probabilidad de que vuelva a ocurrir pronto es muy baja debido a la gran desconfianza existente entre los dos países.

Anuncios

Sin embargo, Corea del Sur respondió positivamente a la noticia de hoy. Ryoo Kihl-Jae, el ministro de Unificación de Corea del Sur a cargo de los asuntos entre las dos Coreas, dijo en una conferencia: "Nuestro #Gobierno espera que Corea del Sur y Corea del Norte celebren un diálogo sin formalidad en un futuro muy cercano".

El gobierno toma el mensaje de Kim como algo significativo ya que muestra una actitud de avance e intercambio hacia el diálogo entre las dos Coreas. Seúl está a la espera para que el Norte responda a su propuesta anterior y puedan discutir una serie de cuestiones necesarias y asuntos de interés mutuo para prepararse para una unificación.

En su discurso, Kim señaló que este año es especialmente significativo porque marca el 70 aniversario de la liberación de Corea del dominio colonial japonés. Ambas partes reclaman celebrar la reunificación como un objetivo fundamental, pero todavía es insuficiente la forma en la que se debe llevar a cabo y cómo se administraría el gobierno en una Corea unificada.

Anuncios

En el tema de política interior Kim indicó que se apegará a la política "Militar Primero" del país, y sugirió que se dedicará a la ciencia, la tecnología y a las políticas económicas orientadas a mejorar el nivel de vida de la empobrecida nación, pero también expresó que Corea del Sur y sobre todo los Estados Unidos son los culpables de las tensiones en la Península Coreana.