Antes de los terribles atentados contra el semanario satírico "Charlie Hebdo", los índices de popularidad de François Hollande después de dos años y medio como Presidente de los franceses eran muy bajos, apenas un 19 %. Nada más ocurrir la masacre de la redacción y enterarse de todo, su reacción fue de absoluta entereza, pasando de su famosa expresión cándida, lo que no quiere decir ingenuidad para nada, a una cierta dureza plasmada en una expresión seria y concentrada.

Además, la rapidez en capturar a los asesinos, apenas tres días, e incluso encontrar pistas en pocas horas que les llevó a detenerlos con la rapidez de cualquier episodio de una serie policiaca americana tipo "Las calles de San Francisco" o "Kojak" también le han beneficiado.

Anuncios
Anuncios

Después de todo esto, con los "malos" fuera de circulación, en este caso enterrados, ahora todo vuelve a la normalidad, es decir, a los problemas que tanto Hollande como Manuel Valls afrontaban, que les hace perder apoyos y votos en favor de Marine Le Pen. No obstante, las decisiones posteriores a los atentados tomadas por ellos les favorecen más que al partido ultra, que se ha quedado algo desorientado desde entonces, sin saber capitalizar el éxito de la caída de los yihadistas, incluyendo el error mayúsculo de dudar de que sea auténtico el asesinato del policía a bocajarro.

Algunos analistas avisan que todo éste alza de popularidad puede ser efímero, pues aún sigue siendo mucho más alto el índice de gente que desaprueba la gestión del Presidente (un 60 % contra el 40 %). El índice de popularidad que aludimos viene de una encuesta hecha para el semanario "Paris-Match" y Sud Radio por el barómetro Ifop-Fiducial, hecho entre los días 16 y 17 de Enero, publicado el día 19.

Anuncios

Coinciden en que algo parecido sólo le pasó a François Mitterrand, que ascendió un 19 % por su actitud durante la primera guerra de Iraq de 1991, que apenas duró dos meses. La encuesta actual se hizo a 1.003 personas por teléfono, que representan al pueblo francés de 18 años en adelante.

Aunque es más lógico que el Presidente quede mejor en una encuesta entre sus propios partidarios y compañeros de partido, la encuesta muestra que ha recibido un 16 % más de aprobado entre la gente de UMP e incluso un 17 % más desde los que simpatizan con el mismísimo Frente Nacional. Pero Manuel Valls, que desde que es Primer Ministro había visto erosionarse su popularidad poco a poco hasta llegar a un 44 %, ahora vuelve al porcentaje que tenía cuando llegó al cargo, aunque tres puntos porcentuales por encima.

Todos los consultados, desde políticos de la oposición a expertos en Política y Economía, coinciden que veremos qué pasa en los próximos meses, pues el paro y la crisis siguen ahí y no se han ido con los yihadistas a la tumba.

Anuncios

Y sin hablar de que el libro de la ex del Presidente, Valérie Trierweiler, "Gracias por este momento" sigue vendiéndose mucho en Francia (más de 700.000 ejemplares), con posible adaptación al cine a lo grande, y supera en ventas a las mismísimas "50 Sombras de Grey", que parecían imbatibles, lo que tampoco le ayudará mucho en su cercanía al pueblo como hombre que como salvador de la Patria. #Terrorismo