El pasado jueves 29 de enero de 2015, alrededor de las 7:30 de la mañana, se produjo una explosión en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa, en Ciudad de México, cuando este estaba siendo reabastecido de gas. El tanque del camión encargado de este propósito ha sido el origen de la explosión, que se ha cobrado las vidas de al menos cuatro bebés y tres adultos según la información oficial disponible hasta ahora, aunque Adrián Rubalcava, jefe de delegaciones en la zona, no descarta que la cifra pueda aumentar en las próximas horas.

Según informa BBC México 32 adultos y 22 niños han resultado heridos a causa de la explosión y trasladados a hospitales cercanos.

Anuncios
Anuncios

Entre los heridos se encuentra Jorge Luis Tinoco Muñoz, de 27 años, que ha sido trasladado en ambulancia al cercano hospital Rubén Leñero con quemaduras en el 90% de su cuerpo. También se encuentran otros heridos menos graves que están siendo atendidos por heridas relacionadas con vidrios rotos.

El conductor del camión que trasladaba el tanque de gas y sus dos ayudantes han sido detenidos y se investigaran las causas del suceso. La compañía para la que trabajan, Gas Express Nieto, ya ha protagonizado algún que otro incidente similar en el país siendo el más grave de ellos el ocurrido el pasado julio de 2014 en Santiago de Querétaro y que provocó la muerte de 3 personas, además de que otras 11 resultaron heridas.

Han sido 26 las ambulancias que Cruz Roja ha tenido que movilizar hasta el lugar de los hechos, donde actualmente se procede a la retirada de escombros, por lo que no se descarta encontrar algún fallecido más entre estos.

Anuncios

A la Brigada Especialista en Rescate se han sumado policías, trabajadores del centro e incluso vecinos, que según informa BBC están "apartando escombros con las manos".

Los familiares de las personas que se encontraban en ese momento en el hospital están en una escuela primaria de la zona a la espera de información sobre sus allegados. El camión contenía 5.800 litros de gas líquido en el momento de la explosión y se investiga que la causa de la misma sea una fuga en la manguera del tanque.

La empresa responsable tiene un contrato para abastecer a 37 clínicas y hospitales locales, aunque tras tanto incidente últimamente y sobre todo tras la gravedad de este último, es muy probable que se vuelva a evaluar si la empresa es segura. Que descansen en paz las víctimas y se recuperen los heridos, y sobre todo, que las investigaciones concluyan el tipo de error y se tomen medidas para evitar que ocurra de nuevo.