En #Estados Unidos, 24 estados con más de 50 millones de personas sufrirán en estos días las temperaturas más frías que ha habido en muchos años. Las sensaciones térmicas bajarán hasta los 50 grados bajo cero, se espera que Wisconsin, Minnesota y Dakota sean las zonas más frías, los servicios meteorológicos han llegado a calificar el viento del ártico, como mortal y extremadamente peligroso.

Nueva York fue azotada nuevamente como hace un par de años por una masa de aire del ártico que trajo temperaturas que rondan los 10 grados bajo cero. Se tomó la decisión de cerrar algunas carreteras y el metro. El martes 27 de enero por la mañana, Times Square y Manhattan estaban tranquilos, y que se vieron desprovistos del ir y venir de los trabajadores financieros.

Anuncios
Anuncios

La lluvia, aguanieve, nieve, viento, ha llegado a cubrir partes del Gran Cañón, llegando hasta partes de California, donde se han visto cactus cubiertos de nieve.

Este fin de semana hubo cuatro tornados en la zona de Mississippi, se están recuperando de los azotes, pero ahora llega un embate de aire gélido. Esta entrada de aire frío puede ser tan fuerte que llegará hasta Florida, e incluso la zona del Caribe. Los gobernadores de las ciudades han pedido a la población que este martes y miércoles trabajen desde su casa, esta tormenta de nieve es potencialmente devastadora. En varias ciudades ya se ha anunciado el cierre de las escuelas para estos días.

El gran problema será la escasa visibilidad debido a la cantidad de nieve que trae la tormenta. Los meteorólogos y los gobernantes de las ciudades más afectadas esta semana, están advirtiendo de que no salgan a la calle.

Anuncios

El plan es esperar a que los vientos se calmen si quiere ir a la tienda o a su cita del médico. Salir con este clima puede poner en riesgo la vida, no es un juego.

Donde se ha sufrido el embate mas fue en sur de Nueva Inglaterra, en la isla de Nantucket, donde los 12 mil residentes perdieron el servicio eléctrico y el telefónico. La ciudad costera Scituate se ha inundado y sigue cayendo mucha nieve, aunque es suave y esponjosa, pero aún así al mediodía decenas de miles de hogares en Massachusetts, también se han quedado sin electricidad. Gracias a las prohibiciones de viajar, cerrar las escuelas, desalojar viviendas que pueden correr riesgo de inundación, y todas las medidas que se han tomado, por el momento solo se puede decir que las pérdidas son solo materiales.