Esta semana hemos conocido la controvertida revelación por parte de Edward Snowden durante una entrevista a la prensa holandesa. Según el estadounidense, la Agencia de Seguridad Nacional para la que trabajaba, emite órdenes directas a los servicios de inteligencia del país europeo, ejerciendo así un poderoso control sobre ésta y otras naciones.

Quien hizo públicos, a través de los periódicos The Guardian y The Washington Post los documentos clasificados como alto secreto sobre varios programas de la NSA, ha sentenciado que para el país más poderoso del mundo, Holanda funciona como un mero subordinad que les brinda acceso ilimitado.

Anuncios
Anuncios

Snowden quiso dejar claro que con todo esto se refiere al Servicio General de Inteligencia y Seguridad y el Servicio Militar de Inteligencia y Seguridad. De entre todos los servicios de inteligencia europeos con los que el país americano guarda relación, quiso señalar: "Los servicios holandeses son mucho menos respetados. No son valorados por sus capacidades, sino por el libre acceso que ofrecen".

El norteamericano siempre nos deja todas las semanas nuevos titulares que dejan entrever un poco más la fuerza desmedida y a menudo injustificada de #Estados Unidos sobre el resto del mundo; la semana pasada ya nos previno de que Estados Unidos se estaba preparando para una posible guerra digital, alertado en parte por el auge informático del terrorismo yihadista. No es para menos si tomamos en consideración la contundente respuesta que tomaron presuntos hackers asociados al Estado Islámico tras el ataque reivindicado por Anonymous a una de sus webs, la cual se cobró casi 20.000 páginas francesas incluyendo oficiales y militares.

Anuncios

Tanto Snowden como otros que se atrevieron a desafiar a Estados Unidos en con este tipo de revelaciones, (como Julian Assange) han terminado pidiendo asilo político ante las posibles represalias, ¿tiene esta poderosa nación derecho a ejercer tal control a espaldas del mundo con la excusa de mejorar la seguridad internacional? #Unión Europea