La revista Charlie Hebdo vuelve al trabajo, así lo han anunciado el editor jefe Gerard Briard, el abogado Richard Malka y el columnista Patrick Pelloux en una entrevista en la sede del diario Liberation. Los supervivientes del atentado que aconteció el miércoles pasado ha decidido realizar un número especial este próximo miércoles 14 de enero.

El semanario humorístico perdió en el ataque a 13 colaboradores de la revista, entre ellos 8 periodistas, y dibujantes como ha sido el caso de Charb, Wolinski, Cabu, Tignous y Honoré, además del corrector Mustapha Biard.

La revista en esta ocasión ha decidido retomar su trabajo enseguida; el viernes ya estaban programando este próximo número, el cual estará dedicado a los supervivientes, pero no como una necrología, sino como la revista que "hace reír". Han recalcado que todo lo que tengan que decir al respecto saldrá en ese número del cual tiene previsto realizar un millón de ejemplares para Francia y para el resto del mundo.

Anuncios
Anuncios

El semanario ha recibido ayuda de todo el mundo, recibieron dibujos y los medios franceses les facilitaron todos los materiales que necesitaban para esta próxima edición. En esta primera conferencia también aclararon que no dejarán ninguna espacio en blanco en honor a sus compañeros fallecidos, ya que consideran que el mejor homenaje es hacerlos partícipes de este número especial y que en cada página figuren los que hasta la semana pasada eran los grandes protagonistas del semanario.

A pesar de la tristeza que se vive entre los supervivientes, todos quieren presentar un gran trabajo para expresar que la libertad de expresión sigue viva, y más que nunca, que un atentando no va a asesinar la libertad de prensa. Todo Francia y gran parte del mundo se ha expresado con el lema "Yo soy Charlie".

La portada se determinará como en cada edición del seminario el lunes por la noche; no han dado adelantos al respecto, pero serán millones de personas en el mundo que apoyarán esta publicación en contra de esos "lobos solitarios" que quieren destruirla.