Después de dos días de acecho, para los hermanos Cherif y Said Kouachi, sospechosos de ser los autores de la masacre contra la redacción del periódico satírico Charlie Hebdo, el final parece estar cerca. En la ciudad de Dammartin-en-Goele hubo un tiroteo violento: algunas personas están encerradas en la sede de una empresa y han tomado de rehenes, o al menos uno, según lo que refieren los medios de comunicación y las agencias internacionales.

Después de una media hora, en la misma zona, las fuerzas especiales francesas habían retomado la búsqueda de dos terroristas. Es una vasta zona rural de Picardía, a unos 45 kilómetros al noreste de París, a medio camino entre el Aisne y el Oise.

Anuncios
Anuncios

La policía ha dado instrucciones a los habitantes de la ciudad de cerrarse en casa.

Durante las operaciones que han llevado las fuerzas de seguridad a rodear el escondrijo de los terroristas, de una escuela cercana se escuchó el grito de los estudiantes: "Charlie, Charlie." Las persianas del edificio, según los periodistas presentes en el lugar, fueron casi todas bajadas y las autoridades han ordenado a los chicos el mantenerse alejados de las ventanas. Se espera que en las próximas horas la evacuación de cerca de mil alumnos de cuatro escuelas diferentes.

La empresa de Dammartin-en-Goele, donde están cerrados los fugitivos, es un pequeño taller de producción de señales, carteles y stands para ferias, de la empresa Creación Tendence Découverte. Los empleados son cuatro, pero no se sabe si todos estaban presentes en el edificio.

Anuncios

De todos modos, la presencia de al menos un rehén está confirmada.

Las autoridades han puesto en marcha las negociaciones con los secuestradores, los hermanos Kouachi. Durante una conversación telefónica con los representantes de la policía, los jihadistas habrían dicho de querer "morir como mártires", según lo que dice el diputado Yves Albarello del UMP, el partido de centro-derecha francés, elegido en el departamento en el que los dos terroristas se han atrincherado.

Después del día de luto nacional que tendrá lugar hoy, viernes 9 de enero, marcado por el lema "Je suis Charlie", los imanes de todas las mezquitas en Francia fueron invitados por las organizaciones musulmanas a condenar "la violencia y el terrorismo con la máxima firmeza", en la ocasión de la importante oración del viernes. Todo esto para dar una importante señal contra el terrorismo. #Rey Felipe