De acuerdo con información reciente publicada en los principales medios de comunicación de Francia, los dos presuntos responsables del ataque a la redacción del periódico Charlie Hebdo, los hermanos Sharif y Said Kouachi fueron abatidos por elementos policiales franceses luego de un enfrentamiento a causa del atrincheramiento y la toma de rehenes que habían ocasionado este par de fugitivos. France Press ha revelado que probablemente el rehén se encuentra a salvo.

Mientras tanto, el presidente François Hollande se movilizó a las instalaciones del Ministerio de Interior para estar al tanto desde allí de estos sucesos, toda vez que, según los recientes acontecimientos, el par de sospechosos del ataque al periódico habían huido a las periferias de París donde se atrincheraron y capturaron rehenes en una imprenta de una zona industrial de la localidad de Dammartin-en-Goële, al norte de la ciudad parisina.

Anuncios
Anuncios

Asimismo, las agencias DPA, AFP y Reuters confirmaron que los hermanos Kouachi de 34 y 32 años murieron durante el operativo policial implementado por las autoridades francesas, después de que hubo que evacuar a los niños de las escuelas de las cercanías a un gimnasio situado en el centro de la localidad para evitar cualquier inconveniente.

Vale recordar que este operativo fue implementado por las autoridades de Francia posteriormente al ataque perpetrado por un par de sujetos armados que irrumpieron en las instalaciones del semanario satírico Charlie Hebdo y abrieron fuego contra las personas que ahí se encontraban en una reunión, lo que culminó con la muerte de 12 personas, entre periodistas, dibujantes y un guardia de seguridad, y por lo menos otras 10 heridas de gravedad, presuntamente como represalia por las publicaciones que el semanario realizó en las que caricaturizaba a la religión musulmana, toda vez que mientras los asesinos atacaban a los periodistas gritaban "Alá es grande" y "Mahoma ha sido vengado", en clara referencia a los temas que se tratan en la línea editorial del semanario francés.

Anuncios

Y, aunque recientemente esta serie de acontecimientos se ha prestado a especulaciones de que se trata de una operación de "falsa bandera" -que quiere decir que se realiza un supuesto ataque de un grupo contrario para justificar la intervención del gobierno para contraatacar- es un hecho que este flagelo a la libertad de expresión resulta inadmisible en cualquiera de los términos. #Unión Europea