WikiLeaks acaba de sacar a la luz una nueva filtración que desvela la existencia de un estudio de carácter ultrasecreto realizado por la CIA hace cinco años. Se trata de un manual con recomendaciones acerca de las mejores tácticas para cometer homicidios, torturas o detenciones de posibles miembros de "grupos insurgentes".

Bajo el título de Las mejores prácticas en contrainsurgencia, se recogen operaciones como el asesinato del líder y diplomático de las FARC, Raúl Reyes durante el 2008. Según hemos podido saber, dentro de estos documentos se alude al impacto del magnicidio, entendido como una mera herramienta más dentro de las ya mencionadas torturas o detenciones sin garantías legales tales como el derecho a un abogado.

Anuncios
Anuncios

El magnicidio se trata de un asesinato u homicidio de una persona importante, usualmente una figura política, pudiendo provocar de esta manera una crisis en la población afectada o persiguiendo la mera eliminación de un adversario considerado obstáculo para llevar a cabo los planes de la agencia o de su gobierno.

Como dato curioso, este documento que afecta a la Agencia Central de Inteligencia, aparece apenas una semana tras la revelación de los crímenes cometidos como parte del programa de torturas a presuntos islamistas radicales, que dieron a conocer el Senado de #Estados Unidos, y que Edward Snowden condenó señalando la muerte de numerosos detenidos a causa los malos tratos a los que fueron sometidos durante el evento promovido por Amnistía Internacional en la de París con motivo de la celebración del Día de los Derechos Humanos el pasado 10 de diciembre.

Anuncios

Una vez más, el Gobierno norteamericano finalmente tomó la iniciativa y desveló información que a falta de transparencia, llega a nosotros mediante unos cuantos links. El cóctel WikiLeaks-Snowden ha traído consigo mucha información acerca de las prácticas ejercidas por organizaciones como la NSA de la que también formaba parte el estadounidense y afirmó, puede tener pinchados nuestros teléfonos móviles.