Javier Duarte de Ochoa, gobernador del estado mexicano de Veracruz, ha ordenado este año a los responsables del orden público en las calles, la llamada Fuerza Pública, a vestirse de duendes verdes. Y así se les puede ver por las calles de Veracruz y de Xalapa, con un gorro verde y unas orejas puntiagudas, dirigiendo el tráfico y patrullando por la ciudad, y sobre todo velando por la seguridad en los centros comerciales en estas fechas navideñas, donde la afluencia de clientes aumenta considerablemente.

Duarte, nacido en el puerto de Veracruz el 19 de septiembre de 1973, es gobernador del Estado que lo vio nacer desde el 1 de diciembre de 2010, y este año ha tenido esa idea, no sé si llamarla original, brillante o funesta.

Anuncios
Anuncios

Esta iniciativa hace que los representantes de la seguridad ciudadana, en un intento de que los veracruzanos los sientan un poco más cercanos, presten sus servicios con un gorrito verde, como los duendes que ayudan a Santa Claus con los juguetes que él personalmente irá, casa por casa, entregando a cada uno de los niños que se han portado bien durante todo el año. En la presentación de la Fuerza Civil, el pasado octubre, Duarte remarcó que su principal fortaleza "es el factor humano", y que los hombres y mujeres que la componen tienen muy claro su objetivo: servir y proteger lealmente a los veracruzanos.

Esta peculiar iniciativa gubernamental responde a una estrategia que intenta vincular al cuerpo policial con los ciudadanos. En el estado de Veracruz hace tiempo se está produciendo una pérdida de credibilidad y confianza en la policía, debido a la existencia de los llamados "Zetas", grupo policial que actúa en connivencia con los narcos, y que han sido responsables de multitud de tiroteos y muertes que se han producido en los últimos años, y Duarte y su equipo de #Gobierno han optado por este gesto que les reste esa imagen de inseguridad que reina en el ambiente, especialmente entre los niños y sus familiares.

Anuncios

Las autoridades de la dependencia estatal señalaron que estaba todo tan pensado y diseñado que hasta llevaban pelotas con el nombre de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) para regalarlas entre los niños, y que tuvieron una excelente respuesta, tanto por parte de los menores como de sus padres. La Fuerza Civil veracruzana está compuesta por 2.000 agentes que están calificados como expertos en la aplicación de la Técnicas Básicas de la Función Policial, que son: Tiro Policial, Defensa Personal, Condición Física, Armamento, Radiocomunicación y Manejo del Bastón TR25.

Podría tomar ejemplo Jorge Fernández Díaz, nuestro Ministro del Interior, y enviar a las manifestaciones a la policía disfrazada de tortugas ninja, así al menos no se verán tan despreciables cuando repartan tantos palos.