La letrada australiana Katrina Dawson de 38 años trabajaba en la zona donde se encuentra ubicado el centro financiero Martin Place de Sydney, deja a tres niños huérfanos, mientras que el otro rehén fallecido es Tori Johnson quien se desempeñaba como gerente del Lindt Chocolate Café, donde ocurrieron los desafortunados hechos, que en un intento por desarmar al secuestrador perdió la vida con tan solo 34 años, según ha informado la cadena local ABC.

El secuestrador ya identificado como el clérigo radical Man Haron Monis, que se hizo llamar el jeque Haron, fue abatido por la policía, cuando esta intervino al escuchar los disparos dentro del local.

Anuncios
Anuncios

No se han conocido detalles sobre la actuación policial, que se saldó con cinco rehenes heridos todas mujeres, tres con heridas de bala y un policía que recibieron atención médica en hospitales del área, se mantienen en situación estable, así lo ha informado la policía a través de un comunicado.

Este hombre que recibió asilo político en 1996 en Australia, se cambió su verdadero nombre Manteghi Bourjerdi por el de Man Haron Monis y desde entonces se hizo llamar jeque Haron. Había sido protagonista en varias protestas por desacuerdos a raíz de la intervención militar de Australia en Afganistán. Además tenía varios problemas con la justicia por violencia y asalto sexual, y otros cargos que no fueron precisados. Aquí está precisamente el fallo de las autoridades australianas al no tener a este clérigo como una persona potencialmente peligrosa.

Anuncios

Marcia Mikhael, empresaria brasileña una rehén que tuvo la fortaleza durante el secuestro de escribir en su cuenta de facebook que el secuestrador "ahora nos está amenazando con matarnos. Necesitamos ayuda ahora mismo. El hombre quiere que el mundo sepa que Australia está bajo el ataque del Estado Islámico". Cuando comenzó a disparar fue entonces que la policía decidió actuar, ya habían transcurrido casi 17 horas del secuestro.

Por orden del primer ministro del país, Tony Abbott junto con el presidente del estado de Nueva Gales del Sur, Mark Baird, la bandera nacional será izada a media asta en todos los edificios gubernamentales en señal de luto y respeto a las dos "victimas inocentes". La ciudad entera se ha volcado con ofrendas florales que han ido depositando en la calle peatonal de Martin Place, en señal de solidaridad por los hechos tan lamentables ocurridos este el lunes cuando Man Haron Monis, entró al café en horas de la mañana y secuestro a 17 personas entre personal y visitantes del local, con los resultados ya por todos lamentablemente conocidos. #Terrorismo