La aplicación de Uber puede haber vivido el punto final en la India, la supuesta violación por parte de un conductor de la aplicación ha supuesto la suspensión del servicio en la populosa ciudad de la India. La aventura de Uber parece que se complica y es que los riesgos de meterse en un automovil que no está sometido a regulación alguna puede ser un riesgo, aumentando en países en vías de desarrollo o con problemas de violencia machista como es en la India.

Las autoridades indias acusan a Uber de no realizar las debidas comprobaciones sobre los conductores que prestan sus servicios en la aplicación, esto puede causar desgraciados incidentes como el sucedido en Delhi.

Anuncios
Anuncios

La víctima de entre 26 y 27 años pudo haber sido  violada por este conductor, cuando regresaba el viernes pasado de una cena en un restaurante de la ciudad.

La pasajera se quedó dormida en el transcurso del viaje y al despertar se encontraba en una zona de las afueras de la ciudad, donde se produjo la violación. El conductor amenazó a la víctima en caso de que contara lo sucedido antes de dejarla en su casa. Los posteriores exámenes médicos realizados han confirmado la violación.

Shiv Kumar Yadav de 32 años ha sido detenido en Mathura, su ciudad natal, que dista unos 150 km de Nueva Delhi. Este individuo estuvo ya en la cárcel en 2011 acusado de otro delito de violación, con lo cual era ya reincidente. La empresa Uber no realizó las debidas comprobaciones sobre los antecedentes que tenía el conductor y a esto se suma que no tenía localizador vía satélite el vehículo.

Anuncios

De momento Uber pasa a la lista negra de empresas de la ciudad de cara al futuro y mucho tendrán que cambiar las cosas para que vuelva a funcionar en esa ciudad. Los riesgos de estas aplicaciones están a la orden del día y si la empresa no cumple ni con una medidas mínimas para la seguridad del cliente pues los riesgos aumentan. Competencia desleal y riesgos innecesarios se dan cita con esta aplicación que, desde que empezó su implantación en todo el mundo ha sido fruto de la polémica.