Tras la decisión de cancelación del estreno de la película "The interview", una decisión que fue criticada como errónea según el Presidente de los Estados Unidos Barack Obama ya que implica abrir una puerta al ciber-terrorismo y a ataques cibernéticos y cualquier cadena, noticia o documental presente o futuro que tenga similitud con la película se convertiría en objetivo o se vería "intimidado" por miedo a ofender a Corea del Norte, como resultado de las amenazas y los ataques cibernéticos causados por Corea del Norte, Sony ha tomado la decisión de no aceptar la oferta simbólica de los 100.000 dólares del escritor de "El Alquimista", Paulo Coelho, por los derechos de la película para publicarla en su blog y ha elegido el candidato perfecto para "liberar" la película, BitTorrent, la red de intercambio de archivos.

Anuncios
Anuncios

Sony ha visualizado la posibilidad de distribuir la película a través de otros medios como Hulu, Netflix y Youtube pero al final se han decidido por BitTorrent ya que es la forma más segura de llegar a la audiencia.

La película no será gratuita, BitTorrent establecerá un servicio de pago que acordará Sony para poder ver la película en línea a través de la página de BitTorrent.com, un método a través del cual podrá recuperar parte del presupuesto invertido en la película, los 42 millones de dólares que ha costado.

Sony, con esta decisión, asegura que debido a la descentralización de la compañía BitTorrent, la distribución de la película será más directa y es la mejor solución contra las vagas amenazas de Corea del Norte y de sus ataques cibernéticos.

BitTorrent , a pesar de ser la mejor elección de Sony, ha jugado un papel importante y fue una de las principales redes, a través de la cual, los hackers han conseguido filtrar y distribuir documentos, archivos y correos robados de la propia Sony.

Anuncios

Michael Lynton, el CEO de Sony, ha hecho hincapié en su decisión de no seguir adelante con el estreno de la película ya que se han visto forzados a ello debido a las constantes amenazas sufridas contra la propia audiencia que podría tener la película. #Cine